la prensa google

| Opinión

El valor de la enseñanza preescolar para la lectura

La preocupación social sobre el bajo rendimiento de los alumnos en el aprendizaje de la lectura se ha centrado principalmente en el nivel de Educación Inicial y  Primaria, conduciendo a establecer políticas educativas y a revisar los programas, métodos y textos de la enseñanza de la lectura en los primeros años. Sin embargo, esta opción ha olvidado las muy numerosas investigaciones de seguimiento de niños, entre los jardines infantiles y la enseñanza básica, que señalan que la lectura es resultante de una continuidad entre el dominio del lenguaje oral y el aprendizaje del lenguaje escrito, que se inicia mucho antes de ingresar al primer grado.

Esas investigaciones muestran que el aprendizaje del lenguaje escrito no comienza al ingresar al primer grado de primaria, sino que viene parcialmente predeterminado desde mucho antes. En consecuencia, una estrategia educacional que centre el éxito en el aprendizaje de la lectura solamente en la educación primaria, sin tomar en consideración lo que sucede a los mismos niños en los jardines infantiles, puede ser insuficiente y parcial.

Al ser la educación de los infantes un proceso en continua transformación se hace necesario la continua investigación de experiencias que enriquezcan las prácticas educativas de los docentes.

Muchas investigaciones demuestran que el éxito en el aprendizaje de la lectura, en la educación básica, depende del desarrollo cognitivo y psicolingüístico de los niños y niñas en los años anteriores a su ingreso al primer grado de educación primaria, principalmente en el período del Jardín Infantil.

Las investigaciones de seguimiento efectuadas entre Jardín Infantil, Kindergarten y Educación Básica permiten conocer mejor que en la edad pre-escolar se desarrollan algunos procesos cognitivos y psicolingüísticos que son determinantes para el aprendizaje de la lectura inicial. Ellos son procesos muy específicos, que predicen el rendimiento en lectura y escritura hasta los grados finales de la educación básica.

La propuesta parte de los resultados de las investigaciones sobre este tema y del diagnóstico que hay sobre la realidad de que los/as niños/as de nivel primario y jóvenes del nivel secundario encuentran dificultades a la hora de elegir como forma de comunicación la escritura basada en el lápiz y el papel a cambio del uso de las herramientas electrónicas que tienen hoy día a su alcance. Cada día más los padres y madres ofrecen a los/as niños/as en sus hogares el celular como medio de comunicación oral e icónica.

Cabe cuestionarnos entonces, ¿Qué se necesita para que los niños menores de 5 años quieran aprender a leer y a escribir?

El lenguaje oral es, muy importante; pero también lo es el lenguaje escrito, indispensable para la escuela y para la vida. Para Bloom, el porvenir intelectual de un niño está enormemente influenciado por los aprendizajes que preceden a los cuatro años. Según este autor la inteligencia se desarrolla durante los primeros cuatro años, tanto como durante los trece siguientes. Lev Vigotsky, propiciador de la estimulación temprana y fundador de la rama de educación especial trae un mensaje optimista acerca de las posibilidades potenciales del intelecto humano que, con ayuda y estimulación del medio social, es capaz de llegar hasta fronteras inimaginables. Es durante los primeros cinco años de vida cuando se decide el desarrollo intelectual del individuo. Luria también expresa, junto con Vigotsky, que las capacidades del niño no sólo pueden ser aceleradas sino también transformadas por la estimulación.

El niño/a pequeño/a aprende a comunicarse en el hogar adquiere allí  una de las funciones principales del ser humano ¿Cómo lo aprende? ¿Quién se lo enseña?

Qué fabuloso sería, si un niño de tres años pudiera leer igual que habla, con la misma soltura y facilidad, con el mismo gusto e interés. Existen muchos ejemplos de cómo la experiencia en la vida, a edades tempranas, influye en el desarrollo de las redes cognitivas  que afectan la actuación en la vida adulta.

Por la extrema importancia de que los mecanismos de lectoescritura se adquieran en edad temprana y observando durante varios años la creciente pérdida de interés por parte de los niños específicamente en la escritura, se cree necesario investigar cuales son las actividades que motivan a los niños a interesarse en la escritura.

 

Banner
Banner
Banner
Home   |   Política   |   Policiales   |   Locales   |   Editorial   |   Nacionales   |   Rurales   |   Sociedad   |   Deportes   |   Mundo   |   Variedades