Banner
Banner
  la prensa google
Banner
Banner

| Editorial

Las combinaciones posibles

Hay dos hojas de votación, la nacional y la departamental. Se pueden votar las dos juntas o una sola indistintamente. Seguramente las agrupaciones que participen de las elecciones internas coloradas propongan votar el paquete cerrado, es decir, el candidato a presidente por un lado (hoja nacional) y la lista de candidatos locales a la Convención del Partido Colorado de Salto por otro (hoja departamental).

Tal como están las cosas,  en casi todos los casos se daría un contrasentido porque a través de las listas departamentales se definirían los candidatos a diputados; existe una competencia interna en dos de los tres sectores del Partido Colorado, para acceder a la candidatura a la Cámara de Representantes.  En el caso de Vamos Salto hay una lista nacional, la 15, que lleva a José Amorin Batlle a la Presidencia y  14 listas departamentales encabezadas por 14 pre candidatos a diputados. Las tres primeras en cantidad de votos calificarían para la candidatura definitiva. En el caso de Batllistas, hay tres listas que llevan al Dr. Julio M. Sanguinetti a la Presidencia (18, 7 y 4000) y sus respectivas listas departamentales encabezadas por Leonardo Vinci, María A. Márquez y Daniel Galliazzi. Supuestamente el que saque más votos de ellos tres sería el que encabece la lista a diputados por el sector. Con Ciudadanos no habría problemas, hay un solo grupo, así que seguro que Miguel Feris, independientemente de los votos de Ernesto Talvi en las internas, si las gana o no, sería el candidato a diputado, es el único en pugna.

En realidad es un contrasentido que las listas de convencionales locales, tan importantes para la definición de los candidatos a intendentes, ya que se precisa un 33.3 % para correr la carrera en mayo de 2020, también ahora, la de los diputados, no porque lo establezcan las disposiciones legales -porque nada dicen sobre eso-, sino por los acuerdos de hecho y como antaño: el que saque más votos será el candidato, uno por cada sector y tres en Vamos Salto, porque así lo dispusieron políticamente. Los muchachos se tienen fe.

Este es el panorama actual y confirmado por los involucrados, incluido Vamos Salto y el propio senador Coutinho. Según parece y por ahora se respetaran los acuerdos alcanzados y públicos. Es la única forma que todos los grupos trabajen concienzudamente; después de las internas se verá, agregamos nosotros. Ya hemos planteado la posibilidad que ante la derrota de Amorín en las internas coloradas todo el castillo de naipes se venga abajo, y se tenga que barajar y dar de nuevo. ¿Quién te dice que no aparezca Germán finalmente como único candidato a diputado por el sector? Pero para eso hay que esperar para después de junio.

Por ahora tenemos las internas por delante. Los candidatos nacionales y departamentales están a la vista, además de las intenciones de cada uno de los grupos participantes que los electores cumplan con la regla de oro: votar el paquete cerrado. Muy bien.

¿Pero qué pasa si el ciudadano votante tiene otra opinión? ¿Se puede votar cruzado? ¿Se puede votar a un candidato a presidente de un lado y a un candidato a diputado por otro? La respuesta es simple: si se puede. En todos los casos y hay varias combinaciones posibles, tantas como las preferencias de los votantes por los candidatos, así como a la presidencia como a la diputación.

Vayamos al ejemplo más concreto y posible, por lo menos el que surge de la consulta cotidiana de la población.

Es notoria la popularidad y preferencia del Dr. Julio Sanguinetti. Las encuestas lo darían como seguro ganador de las internas coloradas. Ganaría en todo el país con distancia de sus competidores, más cerca Talvi y muy lejos Amorin Batlle. Hay mucha gente en Salto que también quiere votar a Sanguinetti, ya lo ha hecho en el pasado y lo quiere volver hacer.

Al mismo tiempo, también es notorio el surgimiento del llamado Bolsonaro de Salto, el Dr. Pablo Perna con el eslogan de “mano dura y plomo”. De todos los candidatos en pugna es el que ha concitado mayor atención y según las encuestas tendría una muy buena performance electoral. Y según parece tendría votos propios por encima de padrinos o senadores.

Ahora bien, resulta que habría cientos o miles de votantes dispuestos y encantados de votar a Sanguinetti a presidente con Perna de diputado. ¿Se puede? Sí señor, se puede perfectamente. El elector pone una hoja de Sanguinetti –la 18 por ejemplo, o la 7 o la 4000- y otra hoja de Perna, la lista 13. Es menos probable que se quiera hacer el cruce con Talvi. U otros casos de votar a Feris en Salto y Amorin en Montevideo.  Pero siempre las combinaciones son posibles, el voto no se anula y resulta una modalidad válida. Oficialmente la 13 de Perna va con la 15 de Amorin, pero extraoficialmente podría ir con la 18 de Sanguinetti o la lista de Talvi. Es tan válido como la fórmula oficial y producto de la decisión soberana del elector. Y por supuesto, debido a las preguntas recibidas en todo este tiempo hay espacio colorado para una fórmula alternativa de Sanguinetti-Perna frente a la oficial de Amorin-Perna.

 

Banner
Home   |   Política   |   Policiales   |   Locales   |   Editorial   |   Nacionales   |   Rurales   |   Sociedad   |   Deportes   |   Mundo   |   Variedades