ImprimirImprimir


Anotaciones Callejeras

El 15 de marzo en el Antel Arena, y luego de una década, vuelven a juntarse Pepe Guerra y Braulio López, que al hacer dupla forman la más famosa de todos los tiempos del folklore uruguayo, Los Olimareños. Hoy actúan como solistas pero su fama, bien ganada, es del dúo que ahora vuelve en ese recital. Pero hay un componente salteño en todo esto, como no podía ser de otra manera. Es que Los Olimareños lideraron desde la década de 1960 una corriente musical junto a Daniel Viglietti y Alfredo Zitarrosa que buscaba darle personalidad al folklore uruguayo.

En su primero disco, titulado “Los Olimareños”, ya en 1963 interpretaron varias canciones del salteño Víctor Rolando Lima y de Rubén Lena, que serían dos piezas centrales en su carrera aportando letras que llegaban al alma de la gente y recreaban la vida del mundo rural, con el hombre y sus avatares como centro. Salto también ha sido una de las ciudades que más ha recibido a Los Olimareños y en la misma han destacado el aporte de Víctor Lima a su vida artística lo que es lógico y natural pues su pluma ha sido clave para estos destacados artistas. Habrá seguramente muchos salteños, de allá o que viajarán, en el Antel Arena el 15 de marzo cuando recuerden un repertorio de más de medio siglo.

Nos causó gran alegría ver trabajando desde setiembre pasado y ahora completamente repuesto al Dr. Ricardo Scaparoni Belzarena. Después de sufrir por dos veces una cruel enfermedad “Coladera”, como se lo conoce en el ambiente, está full time atendiendo niños y generando esa bonhomía tan particular. Es que Ricardo es de esos médicos entrañables, hijo de la recordada Celeste Belzarena, emblemática médica del Cerro y de todo Salto. Pero Ricardo, vinculado también al deporte, ha sido un referente para generaciones de niños y padres que han recurrido a él por sus virtudes personales que exceden largamente las muy buenas que tiene como galeno. Así que vaya el saludo al pediatra que tanto le da a la niñez de Salto.

Hablando de temas de la salud sabemos que  hay preocupación en empresas privadas, a nivel de organismos públicos y en el Banco de Previsión Social respecto al tema de las licencias médicas. Comentan que hay doctores que les dicen a los pacientes “¿cuántos días querés que te dé?” cuando eso debería tener una contrapartida técnica, médica y pensando en la reposición de la salud para volver a la actividad laboral. No es bueno generalizar pero todos sabemos de abusos en este sentido, abusos que hay que cortar para no afectar el derecho que es muy bueno en sí.