la prensa google

| Opinión

La tecnología sí, pero para descubrir capacidades

En la actualidad, las teorías  educativas parten de la idea de que cuanto más sentidos participen en el proceso de aprendizaje, más fácil será la retención de los contenidos. Por ese motivo, la tecnología juega un papel importante en el proceso de enseñanza y aprendizaje, porque ameniza y enriquece los contenidos a trabajar. El docente al planificar su actividad escolar debe tener en cuenta cuál es el objetivo del uso de este dispositivo tecnológico. En la escuela debe ser planteado desde una perspectiva que los alumnos lo utilicen de manera fructífera para un buen aprendizaje, y no como un recurso más en prácticas de enseñanza tradicionales.

Cassany (2008:53) presenta la tesis: “...se está produciendo un cambio cultural profundo en las formas de acceso, circulación y construcción de la información y del conocimiento, que afecta de modo directo a la actividad en las escuelas”.

El artículo presenta algunas ideas para avanzar en la búsqueda de una educación que integre las TIC de modo más decidido en las diversas materias curriculares y que trace puentes entre lo que los chicos hacen con las TIC fuera de la escuela y lo que tienen que aprender dentro de la misma.

Pedro Francesc afirma en su libro Tecnología y la escuela: lo que funciona y por qué, “que exista un fácil acceso es condición necesaria, pero no suficiente, para que la tecnología en la escuela responda a las expectativas existentes”.

Los estudiantes están en un período en el que el cerebro es más receptivo a los estímulos y están en constante búsqueda de actividades para ejercitarse; cuando reciben las computadoras encuentran una herramienta que les sirve para muchos propósitos e intereses y en las que encuentran un continuo refuerzo de los mismos.

El estudiante manipula un aparato que transforma sus ideas en formas visibles, por esto se convierte en un “nativo digital”. Su  tendencia es aprender por exploración o ensayo error y no de manera mecánica. Moldea sus habilidades por medio de experiencias continuas a través del uso de la computadora, la que le proporciona una manera nueva para socializar, a través de la necesidad de compartir procedimientos y de los medios de comunicación que ésta provee.

Los estudiantes dominan la computadora. Al docente le toca la tarea de “enseñar a manejar la computadora”: inspira, propone, facilita. Si el estudiante alcanza todas sus capacidades no se deberá a que maneje mejor la computadora, sino a que ha descubierto capacidades que no sabía que tenía o que no sabía cómo emplearlas ni para qué.

Se puede decir  que “si ellos pueden aprender solos" entonces "no necesitamos docentes", pero esto no es cierto. Los estudiantes no aprenden solos a regular su proceso de aprendizaje ni aprenden las otras capacidades que le dan sentido a la tecnología. No les resulta fácil comprender y emplear las herramientas mentales para mejorar su capacidad de aprender, les resulta difícil regular su propio proceso de aprendizaje. Necesitan ayuda para ser conscientes de lo que quieren aprender, de para qué aprender, de cómo aprender, de cuánto aprender, en especial, los niños y niñas más pequeños.

El docente proporciona al estudiante la guía para adquirir sus criterios y experiencias. Ciertamente, no reemplaza sus experiencias, sino que lo ayuda a aprender de sus errores y de su biografía de experiencias personales. Según Brunner (2003), incluir las nuevas tecnologías en la educación permite potenciar a los alumnos, aumentar su motivación, mejorar sus capacidades de pensamiento lógico y numérico, desarrollar facultades de aprendizaje autónomo y su creatividad. Además favorece actitudes más positivas hacia la ciencia y la tecnología, así como también, una mejor autoestima por el dominio de la misma.

La implementación de la tecnología en el aula posibilita el aprendizaje activo y el aprendizaje basado en el alumno. El estudiante participa y se implica en la tarea para poder obtener los conocimientos y/o habilidades que se plantean como objetivos de la enseñanza.

 

Comentar...

Ante la reiterada y comprobada utilización en la pagina web de LA PRENSA de determinados participantes, en los espacios de comentarios, de expresiones groseras, agraviantes, que lejos están de contribuir a un debate de ideas o posiciones con educación, respeto y altura; la Dirección de este diario decidió borrar en forma masiva, todos los comentarios que pertenezcan a una misma dirección IP, sin importar el seudónimo con que firma, cuando al menos un comentario desde esa IP sea a consideración de esta dirección inapropiado.
Lamentamos tener que adoptar esta antipática medida, pero el triste comportamiento y nivel de algunos comentaristas, no nos dejan otra opción.
Si bien se venia realizando un filtro de malas palabras, muchos comentaristas, lograron sortear esos controles, lo que nos lleva a tomar esta medida extrema.
Exhortamos a los internautas que visitan nuestra pagina, que se apeguen a las buenas y lógicas normas de comportamiento, con tolerancia, respeto y liberta de expresión, como es deseable en toda sociedad.

Código de seguridad
Refescar


Banner
Banner

Home   |   Política   |   Policiales   |   Locales   |   Editorial   |   Nacionales   |   Rurales   |   Sociedad   |   Deportes   |   Mundo   |   Variedades