la prensa google

| Editorial

El desmadre de un gobierno sin rumbo…

Los ciudadanos del Uruguay, un día sí y otro también, se ven enfrentados cada día con noticias sorprendentes, donde queda claro que tenemos un gobierno nacional, desorientado, sin ideas, y con una despreocupación por los problemas reales del país que ya espanta. En materia de seguridad, la ola delictiva sigue creciendo y  en este segundo mes de este recién iniciado año, vamos a un ritmo de muertes violentas, que de mantenerse, llegaremos a un cifra que superará  el ya record del  recientemente finalizado 2018.

La protesta de la gente, con piquetes, formando grupos de auto protección, ya son cosa de todos los días, ante la falta de repuesta reales de un Ministerio del Interior con el inamovible Bonomi y el hermano de Vázquez, que siguen con su tesis de que esta inseguridad, esta epidemia de violencia y  muerte no se soluciona con represión… ¿Cómo se soluciona entonces?  Ni idea tienen.

Es evidente que  además de no saber cómo encarar el tema, no dominan ni siquiera a los presos, que son dueños y señores, matándose entre ellos en los centros de reclusión de supuesta  a mayor seguridad como el Comcar de Santiago Vázquez,  Libertad, etc. etc.  Videos muestran cómo se pelean, se matan y nadie actúa.

En materia de salud,  pese a la tan mentada reforma del sistema, acaba de morir ayer, un jubilado que ganando menos de $10.000 mensuales y afectado por una enfermedad oncológica, no tuvo nunca acceso a un medicamento recetado por su médico tratante por su alto costo. Pese a que tanto la Justicia  Civil en primera instancia, como en segunda,  dictaminaron que el Estado debía proporcionarlo,  nunca se lo entregaron y tras tres años de idas y venidas,  falleció… Hay más enfermos pobres que  están en la misma situación y que siguen esperando que se les proporcione el  medicamento, para tener una mejor calidad de vida.

La  tan mentada “solidaridad”  queda probado que solo es de boquilla, porque ante casos concretos como estos, no funciona el Fondo Nacional de Recursos, no funciona ni responde como sería deseable, pese a tener un mandato judicial…

Todo dentro de un gobierno, que priorizo erigir un Antel Arena, gastando más de 100 millones de dólares e incapaz, de recuperar  con una cifra similar  al Hospital de Clínicas o de gastar en medicamentos que necesitan enfermos de escasos recursos…

En materia  de acción diplomática, nunca el Uruguay ha actuado como lo ha hecho este gobierno, apoyando a un dictador,  como Nicolás Maduro de Venezuela. ¿Por qué lo hace?  Nadie da explicaciones concretas  por lo que abona las crecientes sospechas que hay cosas sucias que comprometen mucho a personajes del gobierno e hijos de quienes detentan el poder en este país.  Fue lamentable y dio vergüenza ajena,  ver  como desde Tabaré Vázquez  al improvisado canciller que es  Rodolfo Nin,  y la Ministra de Turismo, se descalificó a quien posteriormente resultara después electo presidente de Brasil, para después ir a la asunción de Bolsonaro, donde este les hizo el desprecio de no tomarse una foto, como si hizo con otros dignatarios y representantes de otros gobiernos… No pensaron  que Brasil es un mercado imprescindible para producciones de arroz, lácteo, y  otros “commodities” que son parte básica de los productos primarios  que les  vendemos… Se olvidaron que ser gobernantes obliga a ser diplomáticos y manifestarse como lo hicieron, fue una de las tantas burradas que cometen y de las cuales, no hacen un lógico y siempre  esperado análisis asumiendo las  responsabilidades que les caben…

Todos  vemos como  se está agravando una crisis económica, con algo costo social, porque el “costo país” es tan elevado que no deja espacio para una lógica rentabilidad. Así, hay todos los días cierres de industrias, comercios, que no soportan más la realidad de un Estado que sigue  engordando, gastando y  derrochando dineros y así crece el desempleo. Ante esta realidad,  el gobierno se juega a la tercera planta de UPM, que aún no está claro si se instalará o no, hasta que no se hagan las obras e inversiones en infraestructura que reclaman, entre ellos el ferrocarril central,  todo lo que demandaría más de  4.000 millones de dólares que el país, por cierto no tiene disponible.

Todo ello, suma, para que a vuelo de pájaro, uno entiende que el gobierno y su fuerza política, hoy por hoy, no tienen ningún proyecto real y viable para el país, salvo seguir engordado el Estado y mantenerse atornillados a sus sillones y despachos, donde viven con grandes privilegios.  Todo  pagado por Juan Pueblo, que cada día, está más complicado y apretándose el cinturón…

 

Banner
Banner
Home   |   Política   |   Policiales   |   Locales   |   Editorial   |   Nacionales   |   Rurales   |   Sociedad   |   Deportes   |   Mundo   |   Variedades