la prensa google

| El Columnista

Todo indica que Luis Lacalle será presidente

Y llegó el momento. El 24 se dará la segundo vuelta electoral entre Daniel Martínez y Luis Lacalle. 
Hay muchos elementos indicativos que el próximo presidente de la República será el candidato multicolor.

Las encuestas en su totalidad y sin ninguna excepción lo dan ganador. Las diferencias son muy notorias y en tan poco tiempo no hay chance de cambios significativos. Se podría quitarle validez y legitimidad a las encuestas, aduciendo la gente estaría mintiendo o escondiendo su verdadera voluntad voto, un acto estigmatizante que solo se expresara en el cuarto secreto. O peor, que las propias empresas disfrazan políticamente los números que recogen de la ciudadanía; que las metodologías que se utilizan no serían las correctas para la fiabilidad de la intención de voto de los ciudadanos. Pero, igual marche preso porque todas las empresas anduvieron relativamente bien en sus predicciones para octubre, siendo su registro y análisis mucho más complejo entonces. Ahora son solo dos candidatos, claramente diferenciados, es difícil equivocarse, cuando los números en principio son tan claros y convincentes.

La elección del domingo próximo no es ni de Partidos Políticos ni de legisladores sino simplemente de dos ciudadanos. Los senadores y diputados de cada uno de los partidos participantes ya fueron electos en octubre pasado. Ahora se trata de dos personas, su confiabilidad y capacidad para gobernar los 5 años que vendrán.

Sobre lo primero, Luis Lacalle es el tercero de la familia Herrera que llegaría al Poder, una larga lista de servicio a la nación comprobada en hechos concretos de gobierno. Así como Jorge Batlle era de la familia Batlle y el apellido pesaba en la puridad de sus acciones y la gestión, Luis Lacalle, es bisnieto de Luis Alberto de Herrera, y ello significa mucho en cuanto a probidad, voluntad y conducta. Además a diferencia de Martínez que presume de cierto curriculum ejecutivo, no tiene sobre sus hombros haber ingresado y trabajado para la dictadura,  ni el despilfarro y la ruina de Ancap, la obsecuencia del Ministerio de Energía, la magra atuación al frente de la Intendencia de Montevideo, ni la corresponsabilidad de los U$S 2000 millones de déficit fiscal, los 400 muertes violentas anuales ni que 4 de cada 10 alumnos abandone el ciclo de Secundaria.

Respecto a la capacidad, Lacalle lidera y comanda una coalición de gobierno con 17 senadores y 56 diputados, una clara mayoría en ambas cámaras parlamentarias. Martínez para empezar ofrece una coalición de solo 13 senadores y 44 diputados, es el candidato de la minoría parlamentaria. Todo lo mejor y nuevo del espectro político está comprometido con la futura gestión de Luis mientras que Martínez ofrece de vuelta a Danilo Astori y José Mujica como ministros en su gabinete.

Y hay otros argumentos a favor de la presidencia de Lacalle: es el candidato del cambio y la alternancia, ya fueron 15 años de Frente Amplio; es el candidato de la esperanza para mejorar la economía nacional, la rebaja impositiva, el aumento de la inversión y el empleo, y por supuesto hacer algo por la seguridad de los uruguayos.

 

Banner
Banner

Home   |   Política   |   Policiales   |   Locales   |   Editorial   |   Nacionales   |   Rurales   |   Sociedad   |   Deportes   |   Mundo   |   Variedades