Banner
Banner
  la prensa google
Banner

| El Columnista

La inteligencia y el control llegó para quedarse

Son muy conocidos los escenarios de los mundos futurísticos de George Orwel, ahora transformados en realidad en el mundo del entretenimiento mediático a través de los programas del formato Gran Hermano o las ciudades cubiertas totalmente por cámaras de vigilancia. Situaciones de la vida cotidiana de los ciudadanos, vigiladas por las autoridades policiales, en sociedades para-militares.

Hay un debate latente sobre las ventajas y desventajas de tanto celo y precaución, de los pro y los contra de situaciones  similares, que es peor el remedio que la enfermedad. Así pasan la acción milimétrica y nítida de los satélites que ven y escuchan todo las 24 horas, la globalización y control de las redes sociales y mecanismos electrónicos vía internet que están atentas a las comunicaciones mundiales y resulta que es espionaje oficial a través de filtros y alertas específicas; los micrófonos y cámaras colocados estratégicamente en lugares que ni soñamos de las vidas diarias de las personas en todo el mundo. Los drones no tripulados que son los nuevos señores de las guerras que sobrevuelan objetivos y lanzan misiles en forma quirúrgica teledirigidos a miles de kilómetros de distancia y precisión fatal milimétrica…

En principio todo ello ya sucede, directa o indirectamente. Seguramente en el mundo de las agencias de seguridad y los mecanismos de seguimiento y control mundiales, la lucha antiterrorista y las guerras focalizadas en ciertos lugares del globo. Los jueces y la opinión pública están advertidos de estos hechos, sobre todo relacionados con la seguridad naciona.

Ahora, y con las cartas arriba de la mesa, hay que ser honesto, la ciudadanía urbana y rural cada vez más está expuesta a la violencia por parte de delincuentes que roban la propiedad privada y atentan con la vida de las personas. En algunos casos es la ley de la selva, y sencillamente la vida es una lotería en la que se está esperando ser víctima diariamente; la acción de las pandillas de menores y sicarios, de los rapiñeros armados que asolan la capital y el interior, de los copadores que lesionan y asesinan a los moradores anónima y aleatoriamente, los secuestros de niños de las escuelas camino a sus respectivas casas, la violación de mujeres y los femicidios de parientes y extraños, los delincuentes que entran por una puerta y salen por otra en casos penales amañados, los intríngulis legales que en la mayoría de los casos protegen a los criminales en despecho de las víctimas agraviadas y lesionadas, por citar los ejemplos de la crónica roja que enerva a la opinión pública.

Entonces, ya basta de tanto prurito. La sociedad cada vez más numerosa y compleja en alguna medida tiene que aceptar un mecanismo de control, monitoreo y acción en la frontera de las libertades y derechos individuales. Obligada a convivir con el peligro del manejo irresponsable y con motivaciones políticas ilegales de por medio. Confiada en contrarrestar con la democracia y las leyes, las malas intenciones de turno de las autoridades civiles y militares de hacer inteligencia con motivos políticos o simplemente autoritarios.

 

Banner
Banner
Mini Noticias

- Suspensión

La empresa de transporte Turil suspendió la linea Salto - Porto Alegre.

- Seguro de Paro

El confinamiento que originó el CORONAVIRUS esta provocando que varias empresas de Salto están enviando personal al seguro de paro. Entre ellas, una importante empresa de transporte de pasajeros interdepartamental, que estaría pasando al seguro el 20% de su plantilla

- Salto Shopping

CORONAVIRUS: Salto #Shopping anuncia el cierre temporal de todos los locales comerciales exceptuando la Farmacia y el Supermercado. La Terminal de ómnibus operará las 24 hs.

- Altos del Arapey

A causa del virus global COVID-19, uno de los hoteles 5 estrellas del principal centro termal de nuestro departamento cierra sus puertas hasta nuevo aviso.

Banner

Home   |   Política   |   Policiales   |   Locales   |   Editorial   |   Nacionales   |   Rurales   |   Sociedad   |   Deportes   |   Mundo   |   Variedades