la prensa google

| Final Feliz

Médicos de Galicia dieron otra oportunidad al niño salteño Bautista

portadaBautista es un niño salteño que debió viajar a España, concretamente a La Coruña, Galicia, donde fue sometido a delicada operación en sus pulmones el pasado 30 de diciembre, que fue exitosa y hoy se repone positivamente.
Declarado hincha de nuestro River Plate de la calle Vilardebó, donde espera jugar en su división infantil. Admirador de Cavani y Suárez que es notorio le enviaron mensajes de aliento y apoyo. Ahora, espera con ansias, iniciar el viaje de regreso a su querido Salto.

Rápida recuperación

«Estoy cansado, quiero acostarme», dice, mientras se dirige caminado a su cama ante la atenta mirada de sus padres. Salvo la fatiga y alguna molestia al toser, nadie diría que hacía apenas 19 horas le habían extirpado una pequeña parte del pulmón. Estaba afectado por bronquiectasias, una infección de las vías respiratorias que provoca una dilatación anormal de este órgano, incapaz de absorber las flemas. Estaba condenado a una neumonía permanente y a un deterioro progresivo de su calidad de vida. La obligada cirugía para tratar estos casos no supone una gran complicación, pero en su caso lo era. Lo habían operado hacía año y medio en Uruguay, pero sin éxito. No funcionó. La infección seguía ahí, agravada por la presencia de una bacteria pseudomona. Era necesario intervenirlo de nuevo. Y ahí radicaba la dificultad. Tenía que ser una cirugía mínima y precisa, dirigida a un pequeño fragmento del lóbulo superior derecho. Técnicamente, una segmentectomia anatómica S3. Una intervención convencional condenaría a Bautista, de 8 años, a un extremo sufrimiento. «Pasado un año, un tac reveló el problema. Y allá querían operarlo ya. Pero teníamos claro que hacerlo en Uruguay ya no era una alternativa», explica la madre, Vanesa Techeira. El padre, Juan Andrés de los Santos, asiente: «No queríamos exponer a Baute a un riesgo innecesario y, como cualquier padre desgarrado por la situación, nos pusimos a buscar una solución fuera donde fuera».

La solución estaba en La Coruña

La encontraron en la Coruña.«Empezamos a buscar en Internet y todos los portales nos llevaban a Diego», relata Juan. Se refiere al cirujano Diego González Rivas, creador de la técnica uniportal Vats, que permite realizar toracoscopias asistidas por vídeo mediante una única incisión de menos de tres centímetros. Es mínimamente invasiva y selectiva, justo lo que pretendía la familia de Bautista. El especialista intervino al niño, junto a su compañera Mercedes de la Torre, asistidos por el anestesista César Bonome en una intervención de algo más de dos horas.

Un médico solidario

Pero antes del final feliz había que localizar al Dr. González Rivas. Y no parecía fácil. «Lo busqué en Facebook y le envié un mensaje, pero sin esperanza de respuesta. Pero a la media hora, la tenía. No lo podía creer», señala Vanesa. «Para él también era un desafío y enseguida se implicó», sostiene Juan Andrés.

El Dr. González Rivas practica unas 800 operaciones al año en todo el mundo, pero el caso de Bautista era un reto. «No es la cirugía más difícil que he practicado, pero era muy compleja. Primero porque era un niño; porque se trataba de una recirugía, en la que no sabías que te podías esperar, de una enfermedad inflamatoria-infecciosa y porque tenía un manejo anestésico muy complejo».

Bautista escucha la conversación, aunque por momentos lo vence el sueño.

Vídeos de apoyo de Cavani y Luis Suárez y una visita de Valverde

Bautista es un fanático del fútbol. Lo es hasta el punto de que siendo seguidor de Nacional de Montevideo y del Barcelona se declara un admirador de Cristiano Ronaldo. Pero lo que le gusta, sobre todo, es jugar al balón. Y no tardará en volver a hacerlo. Ayer, cuando aún no habían transcurrido 48 horas de la operación, le dieron el alta. En realidad ya quería irse en la tarde del viernes, cuando, recuperado del cansancio, paseó por el hospital.

Dentro de unos días regresará a Uruguay y satisfacer su pasión por el deporte. Quizás se encuentre allí con Cavani y Luis Suárez, sus otros ídolos futbolísticos. Los dos son de Salto, la ciudad uruguaya donde vive. Y ambos le enviaron un vídeo de apoyo. En el hospital lo visitó el juvenil Valverde, también uruguayo.

La familia reconoce que el mundo del deporte en Uruguay ayudó a la familia a recaudar fondos para pagar el viaje y la cirugía. «Todos los vecinos nos ayudaron e incluso organizaron una venta benéfica de milanesas», recuerda el padre. La intervención en la Coruña era cinco veces más barata que en Uruguay, pero como también había que pagar los vuelos el dinero no llegaba. Pensaban en vender el coche cuando intervino la empresa en la que trabaja Vanesa, Creditec, filial del Banco Santander. «Nos dieron un anticipo de 16.000 euros para la operación y toda la plata para los pasajes», dice la madre. No se arrepienten del esfuerzo. Todo salió bien. Ahora solo quieren cumplir el deseo de Bauti: volver a casa.

(Fuente diario La Voz de Galicia)

 

Banner
Banner
Banner
Home   |   Política   |   Policiales   |   Locales   |   Editorial   |   Nacionales   |   Rurales   |   Sociedad   |   Deportes   |   Mundo   |   Variedades