la prensa google


El cero kilo y el carnaval insertos en la problemática de salteños y concordienses

mi El cero kiloEn los últimos días se han suscitado situaciones que en gran medida involucra a salteños y concordienses y que hacen a actividades totalmente disimiles. Por un lado hay que considerar el malestar que provocó en integrantes del Centro de Comerciantes de esa ciudad lo anunciado en Salto por el Director Nacional de Aduanas, Enrique Canon en el sentido que la controvertida disposición del “cero kilo” se seguirá aplicando en relación al ingreso de mercaderías que se intente ingresar desde la vecina orilla.

Desde Concordia se hace hincapié en que de esa forma nunca se va a poder plasmar en los hechos la verdadera integración del Mercosur, al tiempo que se manifestó la disposición de entonces establecer también de ese lado similar medida, considerando que no serán precisamente los comerciantes de Concordia los que van a perjudicarse. De todas formas, no se puede perder de vista que en estos tiempos, el trasiego de mercaderías se concreta fundamentalmente desde Salto a Concordia, tomándose en cuenta lo que es la realidad cambiaria actual, lo que otorga beneficios a quienes llegan desde el otro lado del río a realizar compras. Seguramente que se trata de un tema que no tendrá un final próximo, sino que por el contrario, ante las variantes cambiarias y económicas, va a seguir siendo tema central de polémica.

Suspensión del Carnaval. El otro tema que surge en este ámbito internacional, guarda estrecha relación con el Carnaval. Son verdaderamente muchos los salteños que optan por concurrir a los desfiles carnavaleros de Concordia, atraídos por las características de los mismos. No obstante, últimamente se ha registrado una situación que despertó el malestar y la protesta tanto de salteños como de concordienses. Ocurre que el cuarto desfile de este año que debía llevarse a cabo el pasado sábado, fue transferido para el domingo debido a las lluvias que se registraban. Pero, el domingo, considerando el riesgo que se produjeran lluvias y tormentas, también se suspendió. El hecho que desencadenó el malestar es que quienes ya no pueden asistir en otra oportunidad y plantearon el interés por devolver las entradas se encontraron con una rotunda negativa.

No hay para reclamos. “No se reintegran importes por concepto de las entradas ya vendidas y se comunica que el malogrado desfile se reprogramó para el lunes 27, cuando mucha gente no puede ir porque tiene prevista otra actividad”, fue la respuesta lograda de uno de los perjudicados por la situación que viajó dos veces a Concordia. Corresponde hacer mención a que las mesas con 6 sillas que se colocan en el corsódromo de Concordia se vendieron a $ 1.500 argentinos, por lo que hay que hablar de $ 3.000 uruguayos, a lo que debe sumarse el costo de la entrada en el orden de los 150 pesos argentinos cada una ( $ 300 uruguayos). La salida grupal no sería barata, la mesa y las entradas insumirían un gasto de  $ 4.800 pesos uruguayos, además de las consumaciones que se realicen.

 

Banner
Banner
Banner
Banner
Home   |   Política   |   Policiales   |   Locales   |   Editorial   |   Nacionales   |   Rurales   |   Sociedad   |   Deportes   |   Mundo   |   Variedades