la prensa google

| Murió, lo revivieron y apeló a la Justicia

Como estuvo muerto unos segundos expiró su condena

mi MundopresoAl prisionero Benjamin Schreiber, de 66 años, le tuvieron que practicar la reanimación cardiopulmonar cinco veces en un hospital del Estado de Iowa, EE.UU, en 2015. Pese a que el condenado a cadena perpetua por asesinato había dejado por escrito su deseo de que no lo resucitaran, según reclama, los médicos le salvaron la vida. Schreiber acudió el año pasado a los tribunales para que lo liberaran, argumentando que lo revivieron sin su consentimiento y que cuando “murió momentáneamente” su sentencia “expiró”.

El tribunal de apelaciones de Iowa ha desestimado este jueves el caso, considerando que la reclamación del recluso es "poco convincente y no tiene mérito”.

"Schreiber todavía está vivo, en cuyo caso debe permanecer en prisión, o en realidad está muerto, en cuyo caso esta apelación es discutible", escribió la jueza Amanda Potterfield. El recluso cumple cadena perpetua sin libertad condicional en la Penitenciaría del Estado de Iowa tras ser declarado culpable de asesinato por golpear con el mango de un hacha hasta causarle la muerte a John Dale Terry en 1996.

En marzo de 2015 el prisionero fue hallado inconsciente en su celda. Lo trasladaron al hospital donde descubrieron que unos cálculos renales le causaron intoxicación séptica, según los registros judiciales. El personal médico llamó a su hermano en Texas quien les ordenó que "si tiene dolor, pueden darle algo para aliviarlo, pero de lo contrario, deben dejarlo morir", sostiene la petición del recluso citada por The New York Times. Los doctores le realizaron una cirugía para reparar los órganos dañados y trataron la intoxicación séptica con antibióticos. Schreiber alega que fue resucitado a pesar de las instrucciones de su hermano y su propia orden de “no resucitar” (DNR, por sus siglas en inglés) que dejó por escrito en el Departamento Correccional de Iowa.

 

Comentar...

Ante la reiterada y comprobada utilización en la pagina web de LA PRENSA de determinados participantes, en los espacios de comentarios, de expresiones groseras, agraviantes, que lejos están de contribuir a un debate de ideas o posiciones con educación, respeto y altura; la Dirección de este diario decidió borrar en forma masiva, todos los comentarios que pertenezcan a una misma dirección IP, sin importar el seudónimo con que firma, cuando al menos un comentario desde esa IP sea a consideración de esta dirección inapropiado.
Lamentamos tener que adoptar esta antipática medida, pero el triste comportamiento y nivel de algunos comentaristas, no nos dejan otra opción.
Si bien se venia realizando un filtro de malas palabras, muchos comentaristas, lograron sortear esos controles, lo que nos lleva a tomar esta medida extrema.
Exhortamos a los internautas que visitan nuestra pagina, que se apeguen a las buenas y lógicas normas de comportamiento, con tolerancia, respeto y liberta de expresión, como es deseable en toda sociedad.

Código de seguridad
Refescar


Banner
Banner

Home   |   Política   |   Policiales   |   Locales   |   Editorial   |   Nacionales   |   Rurales   |   Sociedad   |   Deportes   |   Mundo   |   Variedades