ImprimirImprimir


| Donald Trump participó en “Marcha por la Vida”

El presidente de EE.UU se declara antiabortista y “pro vida”

mi MundoabortoEste viernes, Trump se convirtió en el primer presidente en la historia de los Estados Unidos en participar en una “Marcha por la vida”, organizada por colectivos religiosos y conservadores para presionar por mantener el aborto como una práctica clandestina.

“Todos los que estamos aquí hoy comprendemos una verdad eterna: cada niño es un regalo precioso y sagrado de Dios”, dijo el presidente en el National Mall de Washington ante miles de familias, estudiantes, monjas y curas, prácticamente todos blancos.

El evento es convocado todos los años desde 1973 en el aniversario del histórico caso conocido como “Row vrs. Wade”, que despenalizó el aborto, solo que este año tuvo tintes electoreros: “Voto a favor de la vida primero”, “Hagamos que los bebés no nacidos vuelvan a ser grandes” y “Trump-Pence por la vida”, se leía en pancartas distribuidas entre la multitud.

“Desde el primer día en la Casa Blanca he tomado medidas para proteger a los no nacidos”, agregó, y recordó que incorporó “jueces conservadores en el Tribunal Supremo”, como lo son Neil Gorsuch y Brett Kavanaugh.

Las políticas de las que habló tienen que ver con el bloqueo y retiro de fondos federales destinados a la planificación familiar y acceso a los servicios de salud reproductiva a las mujeres de más bajos recursos. Cuatro días después de asumir como presidente, firmó un decreto que prohíbe a las organizaciones no gubernamentales y proveedores sanitarios utilizar fondos públicos en el extranjero para asesorías o prácticas relacionadas con el aborto.

También derogó una ley que obligaba a los empleadores a cubrir los métodos anticonceptivos a sus trabajadoras y trabajadores, y bloqueó parte de los fondos al Título X, un programa de planificación familiar financiado federalmente destinado a las mujeres de bajos ingresos