ImprimirImprimir


| Línea Política por J.Jota

La bacteria asesina y lo que los salteños de vacaciones deben tener en cuenta

politica2BACTERIA - ¿Qué es la bacteria Vibrio vulnificus que hace pocos días provocó la muerte de una persona? Algo a saber así como la forma de manejar las infecciones provocadas. El MSP libró el comunicado correspondiente, pero el tema bien vale realizar ampliaciones sobre el particular, máxime cuando muchos salteños van a hacer vacaciones de playa al Este.

 

 

mi linea politica

 

 

 

Vibrio vulnificus es un bacilo del género Vibrio; al ser tolerante a la sal, prospera en el agua marina, especialmente en zonas cálidas. Patógeno oportunista del humano, provoca infecciones normalmente a través del consumo de mariscos o pescado crudo, aunque puede también ingresar al organismo durante el baño a través de heridas superficiales. Y sobre el particular el Ministerio de Salud Pública confirmó la muerte de un hombre de 50 años a causa de una infección por la bacteria Vibrio vulnificus, causada por el consumo de frutos de mar poco cocidos o crudos o por ingresar al océano con heridas abiertas. El MSP subrayó a través de un comunicado que pese a tratarse de un “evento infrecuente”, se registran “alrededor de 10 notificaciones anuales” en el país y agregó que la infección suele ser grave sobre todo para “personas añosas, portadoras de enfermedades que afectan el sistema inmune”.

También alertó que los síntomas de la infección suelen manifestarse entre tres y siete días después de la exposición a la bacteria, que causa “fiebre, escalofríos, dolor, edema y enrojecimiento de la piel (usualmente en lesiones o heridas previas)”.

También puede causar “lesiones bullosas con contenido serohemático (celulitis dolorosa de rápida progresión)” pasible de evolucionar, en algunos casos, “a una fascitis necrotizante y cuadros más graves con shock séptico”.

Por ello, el MSP recomendó a la población evitar el consumo de productos del mar poco cocidos o crudos -así como su manipulación sin medidas de protección- y no bañarse en el mar con heridas o cortes en la piel.

politica1Según la prensa local, el hombre falleció este lunes y contrajo la bacteria en el balneario Solís, en el departamento de Maldonado, en el suroeste del país.

Entre enero y febrero de 2018, tres personas fallecieron en el país a causa de infecciones por Vibrio vulnificus, presente en aguas saladas y cálidas.

Científicamente hablando hay que saber que Vibrio vulnificus es una bacteria Gram negativa, oxidasa positiva y anaerobia facultativa. Posee forma de bastoncillo y un flagelo polar, no forma esporas y soporta alcalinidades relativamente elevadas, hasta el pH 9. Fue descrito por primera vez en 1976 como un vibrio lactosa positivo sin nombre1 (posteriormente nombrado como Beneckea vulnificus).​ Dentro de la especie se diferencian tres biotipos basados en sus diferencias morfológicas (fenotipo): el biotipo1, de distribución mundial y aislado principalmente en su medio natural y en enfermos, el biotipo 2, también de distribución mundial y aislado en peces y humanos, y el biotipo 3, aislado únicamente en enfermos de Israel.​

El bacilo llega normalmente al torrente sanguíneo a través del consumos de pescado o marisco infectado y ocasionalmente desde el agua del mar a través de heridas abiertas. En casos de deficiencia inmunológica provoca septicemia,  infección de heridas y/o problemas gastrointestinales teniendo los pacientes que mostraban septicemia una mortalidad superior al 50%.​ Los antibióticos son efectivos en las primeras fases de la infección, pero en casos avanzados puede ser necesaria la amputación.

Infecciones invasivas y graves

Al igual que otros miembros del género Vibrio, coloniza el tracto intestinal, donde se fija a las paredes y secreta toxinas que provocan diarrea; la infección es más frecuente en pacientes con aclorhidria (producción insuficiente de ácido gástrico) o hemocromatosis. Otros síntomas posibles incluyen la dermatitis.

Entre los síntomas están diarrea, vómitos y dolor abdominal. En los casos de alto riesgo, el paciente sufre escalofríos repentinos, fiebre y lesiones cutáneas.

La bacteria Vibrio vulnificus se presenta, fundamentalmente, en aguas calientes, se beneficia del calor y de la salinidad del potencial hidrógeno (pH) y forma parte de la "fauna marina local" en Uruguay.

"La bacteria penetra a través de la piel (cuando hay una herida abierta) y lo que se produce es similar a la celulitis con fiebre, a partir de ahí se produce una necrosis local que luego se disemina a todo el organismo", explicó Raquel Rosa, directora general de Salud del ministerio de Salud Pública de Uruguay, aunque advirtió que la forma más común de contagio es a través del consumo de mariscos poco cocidos o crudos.

Se la conoce como la "bacteria comedora de carne", por la velocidad con la que actúa sobre el organismo, en muchos casos provocando que se deban amputar los miembros infectados.

La bacteria tiene dos formas de infección: ya sea por el consumo de productos  marinos, como mariscos, pescados o almejas, mal cocinados, que es como ocurre en el 90% de los casos; o por la infección a través de heridas adquiridas en el ambiente marino y que entran en contacto con el agua del mar.

La bateria Vibrio se clasifica dentro de la familia de la Vibrionaceae, cuyas variantes más conocidas como Vibrio cholerae, Vibrio parahaemolyticus  y Vibrio vulnificus, todas asociadas a infecciones invasivas y graves.

Esta bacteria es halofílica, lo que quiere decir que necesita sal para sobrevivir y crecer. Por esta razón se encuentra en aguas marinas costeras, con climas tropicales y subtropicales con temperaturas que superan los 18 °C.

En Uruguay el primer caso que se conoció ocurrió en el 2001 y desde entonces aparece en cada temporada, generalmente durante el verano cuando las aguas del océano Atlántico suben.

La infección puede generar cuadros graves y mortales en algunos casos, cuando no es detectada a tiempo. Los síntomas son: diarrea, vómitos y dolor abdominal. En los casos de alto riesgo, el paciente sufre escalofríos repentinos, fiebre y lesiones cutáneas.

Manejo de las infecciones por heridas

politica3Se debe considerar la posibilidad de una infección por V. vulnificus cuando las heridas infectadas hayan estado expuestas a aguas costeras. Se debe iniciar el tratamiento inmediatamente, porque los antibióticos mejoran las posibilidades de sobrevivencia. Se debe tratar de manera activa el sitio de la herida; a veces es necesario amputar la extremidad infectada.

Se recomienda hacer un cultivo de las ampollas de la herida o hemorrágicas, y todas las colonias aisladas de V. vulnificus deben ser enviadas a un laboratorio de salud pública.

Se recomienda hacer un hemocultivo si el paciente tiene fiebre, ampollas hemorrágicas o algún signo de septicemia.

El tejido necrótico debe desbridarse; en casos graves podría requerirse una fasciotomía o la amputación de una extremidad.

Tratamiento con antibióticos: Generalmente se recomienda doxicilina (100 mg por vía oral o intravenosa, dos veces al día durante 7 a 14 días) y una cefalosporina de tercera generación (p. ej., ceftazidima 1-2 gramos por vía intravenosa o intramuscular cada ocho horas).

Se ha reportado que un régimen de agente único con una fluoroquinolona como levofloxacina, ciprofloxacina o gatifloxacina ha sido al menos tan eficaz en un modelo animal como los regímenes con doxicilina y una cefalosporina.

Los niños, para quienes a veces no se recomiendan la doxicilina ni las fluoroquinolonas, pueden ser tratados con trimetoprima-sulfametoxazol junto a un aminoglucósido.

Un aspecto para tener en cuenta

Si bien la novedad no está relacionada solamente con el caso específico que nos ocupa, es importante considerarlo ante el surgimiento de la necesidad de atención médica que pueda tener un veraneante, que bien puede ser por la bacteria.

Por ello brindamos la información que sigue: “En el período estival, coincidente con las vacaciones de muchas personas, el ministro de Salud Pública, Jorge Basso, recordó que los habitantes del país que requieran asistencia médica por urgencias o emergencias podrán atenderse en cualquier prestador de salud del territorio, aunque no estén afiliados. La ley n.º 19535 habilita a recibir asistencia médica y pagar los costos correspondientes al prestador original.

La ley n.º 19535 y su decreto reglamentario habilitan, desde julio de 2018, a cualquier habitante de Uruguay a que, si debe efectuar una consulta de urgencia que requiera atención sanitaria en cualquier lugar del territorio pueda ir a cualquiera de las instituciones que integran el Sistema Nacional Integrado de Salud para atenderse en caso de urgencia o emergencia, independientemente de si la institución a la que está afiliado o de la que es usuario disponga de servicios en esa localidad.

El costo de esta atención será exactamente el mismo que el correspondiente a aquella a la que la persona esté afiliada, en forma independiente del prestador por el que se asista en el momento. La normativa fue incluida en la pasada Rendición de Cuentas y reglamentada a través de un decreto presidencial.

El ministro de Salud Pública subrayó que esta ley demuestra que el Sistema Nacional Integrado de Salud está cada vez más integrado y que es cada vez más nacional. También destacó que si la persona debe consultar por algún tema de rápida resolución, presentando la cédula podrá solicitar asistencia y evitar traslados innecesarios.

La ley cataloga una situación de emergencia como aquella condición clínica de deterioro agudo de la salud que represente peligro para la vida y que requiera de asistencia médica inmediata. Por otra parte, considera urgencia la situación clínica que requiere atención en el menor tiempo posible, sin que la vida se encuentre en riesgo inminente.

El Ministerio de Salud Pública recuerda que, durante la época de vacaciones, las situaciones de urgencia más comunes suelen ser insolaciones, picaduras, traumatismos, trastornos digestivos, deshidratación, afectaciones por el calor, consumo de sustancias psicoactivas, entre otras.