la prensa google

| Luis A. Heber, senador del Partido Nacional

“…el espíritu es de rendición en el Uruguay”

localesheberLuis Alberto Heber, quien hasta hace poco tiempo presidió el Directorio del Partido Nacional, delegando luego ese cargo en Beatriz Argimón, para quedar con manos libres y llevar adelante la campaña con vistas a las próximas elecciones. En ese marco llegó a Salto nuevamente días atrás, oportunidad en que destacó aspectos relacionados con lo que es la propuesta nacionalista para “poner la casa en orden porque está muy desordenada”, como lo aseveró en parte de la entrevista realizada en nuestra casa.

Hizo hincapié en la difícil situación que atraviesa el país, para lo que dijo también que será importante para encontrar el cambio el trabajo de coalición de los partidos que hoy son de oposición.

Espíritu de rendición

“Estamos muy preocupados con la situación del país, porque está endeudado y con situaciones deficitarias  que llevan a mayor endeudamiento”, comenzó expresando para acotar que “estamos comprometiendo intereses y capital a las nuevas generaciones que van a tener que pagar muchos intereses cuando ya es importante lo que estamos pagando”.

Agregó que “por otra parte, si uno viera un panorama alentador  podría cambiar hasta el espíritu que el país tiene”, para subrayar que “el espíritu es de rendición en el Uruguay”.

A manera de ejemplo, hizo referencia a que “los productores rurales están cortando rutas porque no son competitivos, el comercio está cerrando a razón de cuatro por semana en algunos departamentos, así como hay industrias importantes que están cerrando”, puso ejemplos que son de público conocimiento y que en los últimos días determinó que muchos trabajadores pasen al seguro de paro o sean despedidos.

Promesas y desilusión

“Y pese a que el gobierno diga que estamos bien, pagamos el combustible más caro del continente, el séptimo más caro del mundo y así no podemos hacer competir al país. Por eso impulsamos un shock de competitividad que es bajar primero el combustible y la energía eléctrica”.

Fue cuando aseveró que “no estamos en condiciones de bajar impuestos por lo menos en el primer año y en el punto no podemos hacer promesas que luego generen desilusión. Pero sí en los combustibles y para ello estamos en un shock de austeridad, porque se está tirando hasta que derrame, porque al fin y al cabo es dinero de nuestro bolsillo”, dijo para recordar que “cuando terminó el gobierno de Batlle el Estado tenía un stock automotor de 5 mil autos y hoy es de 15 mil, más allá que se diga que hay muchas ambulancias, cuando en realidad son las mismas”.

“Hay muchos vehículos para llevar a jerarcas de la oficina a la casa por lo cual el pueblo paga patente, seguro, chofer en doble turno y hasta un tercero suplente”.

Conciencia de austeridad

“Por eso nosotros creemos que se debe cambiar el chip del Estado donde debe haber conciencia de austeridad y en ese sentido también planteamos un shock para que esos 2.400 millones de dólares que estamos gastando por año de más, que no están financiados, podemos bajar 900 efectivamente e incluso más, aunque queremos ser cortos en la promesa y largos en el cumplimiento”.

“La gente debe ver que con su dinero se hacen obras de diversa índole y no se deriva a financiar el curro social para lo que quisimos crear una investigadora en el Parlamento y se nos negó, cuando en el Mides se gastan 250 millones por año. Pero esas son ollas que se van a destapar después y se va a saber”.

“Tampoco se nos permitió investigar cuales son los negocios con Venezuela y cuando se investigó lo de Ancap se pasó a la justicia que la lleva larga y seguramente esperan que pasen las elecciones”.

Con la UTE saqueada

No faltó la crítica a la seguridad cuando aumentaron los hurtos, las rapiñas y los homicidios luego que prometieron bajar índices. Y en educación las pruebas Pisa demuestran que estamos de mitad de tabla hacia abajo  luego que en otros tiempos estábamos entre los mejores del mundo, ocurriendo lo mismo en el ámbito de la salud.

“Hoy el gobierno le está sacando 500 millones de dólares al año los que podrían ir a nuestros bolsillos por rebajas de tarifas. Y UTE no está mal administrada sino que está siendo saqueada”.

No faltó la crítica a la bancarización obligatoria para controlar “cuando al sindicalista Balcedo entra millones de dólares, vehículos de alta gama y otras inversiones en fincas sin que se dieran cuenta, mientras que a nosotros nos controlan cada peso que gastamos”.

Secretismo y hartazgo

“Estamos de acuerdo con el Estado social pero no con el Estado empresarial, que se pongan a jugar de empresarios quienes no pueden manejar un kiosco”, dijo luego para concluir en que “el secretismo con que se manejan las cosas nos lleva a no saber las cosas que ocurren dentro del Estado, lo que lleva al hartazgo, lo que se va a reflejar en las urnas”.

En el punto Heber hizo hincapié en la importancia que se llegue a un gobierno  con participación de todos los partidos, resaltando el buen clima y disposición que hay para ello.

No obstante manifestó que “la coalición debe esperar a que se llegue a la elección para lo que tenemos buenos puentes para pensar lejos”, recordando cuando con Lacalle convocaron a apoyar al Dr. Jorge Batlle quien luego llegó a ser presidente.

“Estamos siendo llamados a poner la casa en orden, porque está muy desordenada pese a pasar por tiempos donde los precios de la materia prima y los campos estuvieron muy altos, algo que no ocurre hoy”. 

 

Banner
Banner
Home   |   Política   |   Policiales   |   Locales   |   Editorial   |   Nacionales   |   Rurales   |   Sociedad   |   Deportes   |   Mundo   |   Variedades