la prensa google

| Senador comunista Juan Castillo

“Tendremos que ganarle a todos juntos para mantener el gobierno”

IMG-20190417-WA0000Juan Castillo estuvo en Salto días atrás en lo que dijo fue “un lanzamiento de campaña electoral cuando quedan menos de tres meses para el primer mojón en este largo año de elecciones en que los uruguayos estamos convocados a las urnas varias veces”, refiriéndose a las elecciones internas de junio, en octubre con la primera vuelta a nivel nacional “para las que trabajaremos con el objetivo de obtener mayoría parlamentaria y puede ser en noviembre en una segunda vuelta pata finalmente, en mayo del año que viene, cuando estemos eligiendo los gobiernos departamentales”.

“Hoy estamos convocando a militar, convocando a nuestra fuerza a participar de las movilizaciones que en cada departamento se realizan”, considerando que “el abordaje de las grandes masas para nosotros supone ir a conquistar cada voto, ir a conversar con cada vecino y vecina. Tenemos una expectativa tremenda y somos muy optimistas en cuanto a las posibilidades de la conquista de un cuarto gobierno para el Frente Amplio y de darle continuidad también en el plano local”, puntualizó el senador y Secretario General del PCU, Juan Castillo en el lanzamiento de la campaña de la Lista 1001 en Salto que postula al actual Director de Hacienda de la Intendencia de Salto, Gustavo Chiriff, a la diputación, así como respalda la postulación de Oscar Andrade a la candidatura a la presidencia por esa colectividad.

Discurso obrero

No faltó en el transcurso de sus reflexiones hacer mención precisamente a que Andrade tiene “un perfil, un rasgo distintivo que tiene”, al tiempo que insistió en “el objetivo de la 1001 de la conquista del gobierno para el Frente Amplio”, considerando que “lo de Oscar Andrade es un aporte que contribuye a esa campaña”.

Tras destacar que “todos los pre candidatos reúnen condiciones muy especiales de compromiso militante con llegada de mucha facilidad a la demanda de nuestro pueblo”, recalcó que con quien se imponga en junio “vamos a estar haciendo campaña para octubre”.

Añadió que “Oscar Andrade tiene ese perfil de discurso obrero, comprometido con la lucha social y no tiene que estar inventando nada, porque conoce el problema de la gente y es consciente de las demandas que todavía tenemos y fundamentalmente de las necesidades que tenemos de salir a revertir, lejos de la promesa electoral, asumiendo un compromiso con el electorado”.

Hizo hincapié en la importancia que para su sector y para el Frente Amplio tiene el llegar a cada espacio donde haya ciudadanos, conversando, entregando volantes, realizando planteos, “demostrando ese compromiso, relacionar el problema que vive el vecino diariamente con el programa del Frente Amplio para llevarlo adelante”.

Todo de arranque

Fue cuando hizo hincapié en que “nosotros no le prometemos nada sino que nos comprometemos a hacerlos partícipes de un proceso de cambios que en el Uruguay no se puede detener”.

“Si fracasáramos en el intento seguramente retrocederemos varios años hacia atrás en todo lo que ha sido este avance en materia de lucha, de conquistas, de derechos sociales, de integración de la sociedad”.

Fue concreto al mencionar que “no podemos aparecer en la campaña electoral a decir que tenemos todo resuelto, como que el país está tirando manteca al techo porque no es cierto. Lo que es cierto es que si no somos capaces de defender este proyecto político las políticas neoliberales se volverán a instalar en el Uruguay tal como están padeciendo los pueblos argentino y brasileño así como del resto de América”.

Puntualizó que “nosotros desde la 1001 decimos que queremos conquistar el cuarto gobierno consecutivo del Frente Amplio en octubre, en primera vuelta y con mayoría parlamentaria. O sea queremos todo de arranque, porque cada cosa que no conquistemos lo va a hacer más difícil”.

Examen y desafío

Fue cuando planteó la conclusión de que “todos los demás partidos políticos tienen como meta ganarle al Frente Amplio, por lo que habrá que ganarle a todos juntos para mantener el gobierno y pienso que las condiciones están dadas para ello”.

“Solo se trata de reproducir y multiplicar lo que se ha conquistado porque hay que apelar a la memoria”, dijo luego, recordando lo que era en el año 2000 las ollas populares, los merenderos para que los niños pudieran tomar un vaso de leche caliente, cuando teníamos un Uruguay con un 19% de desocupación, con un 30% de pérdida de poder adquisitivo, con un 32% de pobreza extrema en el Uruguay, todo lo que cambiamos porque hubo conciencia política, una adecuada distribución de la pobreza y un programa de gobierno que atiende las inequidades que antes existían”.

“Creo que tenemos nosotros mismos que dar un examen, dar prueba de este desafío que supone hacer reflexionar al electorado uruguayo a los efectos de continuar avanzando”. 

 

Banner
Banner
Home   |   Política   |   Policiales   |   Locales   |   Editorial   |   Nacionales   |   Rurales   |   Sociedad   |   Deportes   |   Mundo   |   Variedades