Banner
Banner
  la prensa google
Banner


Cuatro días para el nuevo gobierno

Por Mario Kroeff Devincenzi

El próximo domingo 1° de marzo, apenas en cuatro días, asumirá el nuevo presidente de la república Luis Alberto Lacalle Pou. Mucha agua corrió debajo del puente hasta el momento y ya está planteado claramente el escenario político, con la novel oposición frenteamplista parada en lo pedales en contra de todo lo que tenga que ver con el gobierno multicolor.

Nada ni nadie ha sido suficiente ni conmovido a las fuerzas de izquierda para menguar sus ácidas críticas, su pesimismo visceral de lo que sobrevendrá en el período que se avecina.

----------------------------------------------------------------------------

Hay muchos hechos que han pasado en estos meses de transición, tanto del gobierno saliente como del entrante, algunos propios del intermezzo y otros un poco salidos de lugar. Hay que tener en cuenta que la transmisión de mando se hace de una tradicional coalición progresista que estuvo 15 años en el poder a otra novedosa de cuño liberal que se estrena en el gobierno nacional; no es cualquier cosa, no es un traspaso continuista, ni una posta de partidos emparentados, sino el pasaje a un tiempo completamente nuevo y diferente del anterior, ideológica y operativamente, en contexto de operadores y administradores del estado. Por ello, es relevante que la transición se desarrolle en paz, civilizadamente, ordenada, más allá de algunas chispas que no lograron transformarse en incendios incontrolables.

-------------------------------------------------------------------------

Dos reflexiones importantes y relativas a estas fechas. La primera refiere a las críticas sobre un excesivo plazo entre la elección nacional y la asunción cuatro meses después. Las comicios fueron en octubre, pero hubo segunda vuelta el último domingo de noviembre, recién el 1° de marzo asumirá el futuro gobierno. Entre medio estuvieron los festejos, las fiestas tradicionales, las vacaciones de verano, la organización y designación de la nueva administración, la transición propiamente dicha entre viejos y nuevos jerarcas en los lugares que correspondiera. Podría haber un mes más si todo se hubiera resuelto en octubre 2019, pero en los hechos habrá un par de meses concretos y efectivos de intermedio y puesta a punto de la administración que se va y la que entrará. A no exagerar, estamos bien de tiempo, no es todo a las apuradas, nadie echa a nadie, ni nadie entra a prepo. ¡Que podría ser menos! ¿cuánto menos? ¿La clase política puede y debe trabajar full time en las fiestas de Navidad y Año Nuevo, o en los primeros calores de enero? Lo hicieron sí pero a media máquina,  esperando los últimos 45 días hacia el primero de marzo. Fue suficiente y razonable.

-----------------------------------------------------------------------------

Por otro lado, se insiste y de mal talante el ejercicio del acceso a los ministerios, cargos de confianza, organismos de la administración central y empresas públicas. Es cierto hay muchos, pero es lo que hay. Aquello tan blanco de “achicar el estado es agrandar la nación” no ha sido muy bien recibido en la política uruguaya por lo que unos y otros, que ganan alternativamente el poder, tienen que designar y ocupar miles de cargos públicos, algunos más importantes que otros. Y esta vez tocó la distribución entre los cinco partidos de la coalición multicolor gobernante y la cuota parte de la oposición frenteamplista. Hay que ocupar los cargos, designarlos, dirigentes con capacidad y peso político, lo que la gente y los devenidos opositores llaman meramente “repartija”. ¿O por si acaso no hay que ocupar los cargos dejados vacantes? ¿Pero el Frente Amplio en sus tres gobiernos consecutivos no los nombró a piacere, con nombres que subieron y bajaron alternativamente, que generaron discusiones entre la coalición para ver quienes fueran nominados y el respeto a las cuotas de poder internas? Los presidentes de las empresas públicas, de Salto Grande, embajadores públicos y notorios, entre otros pescados grandes, no eran de la respetable cofradía progresista que había llegado al poder para hacer la revolución. Todo dicho. Lo de siempre, la alegría va por barrios y con la misma canción.

 

Banner
Banner
Mini Noticias

- Suspensión

La empresa de transporte Turil suspendió la linea Salto - Porto Alegre.

- Seguro de Paro

El confinamiento que originó el CORONAVIRUS esta provocando que varias empresas de Salto están enviando personal al seguro de paro. Entre ellas, una importante empresa de transporte de pasajeros interdepartamental, que estaría pasando al seguro el 20% de su plantilla

- Salto Shopping

CORONAVIRUS: Salto #Shopping anuncia el cierre temporal de todos los locales comerciales exceptuando la Farmacia y el Supermercado. La Terminal de ómnibus operará las 24 hs.

- Altos del Arapey

A causa del virus global COVID-19, uno de los hoteles 5 estrellas del principal centro termal de nuestro departamento cierra sus puertas hasta nuevo aviso.

Banner

Home   |   Política   |   Policiales   |   Locales   |   Editorial   |   Nacionales   |   Rurales   |   Sociedad   |   Deportes   |   Mundo   |   Variedades