la prensa google

| El Columnista

Cosmópolis fundada por Rivera

hierro lopezPor Luis Hierro López
En 1834, apenas iniciada la República, don Frutos Rivera fundó Cosmópolis, en la falda del Cerro, para que los inmigrantes tuvieran allí sus fincas y labores. Uruguay tiene una rica y larga tradición en esa materia, que empieza con Artigas, que algunos candidatos no deberían olvidar. Nuestra historia está vinculada a los inmigrantes, dado que todos los uruguayos venimos de ellos. Denigrarlos de alguna forma va en contra de la “uruguayidad”, esa forma de ser que, por suerte, nos distingue.

El fundacional Reglamento de 1815, uno de los textos artiguistas que los uruguayos deberíamos saber de memoria, establece que serían beneficiados en la entrega de tierras, “los negros libres, los zambos de igual clase, los indios y los criollos pobres, todos podrán ser agraciados con suertes de estancia si con su trabajo y hombría de bien propenden a su felicidad y a la de la Provincia. Serán igualmente agraciadas las viudas pobres si tuvieren hijos y serán igualmente preferidos los casados a los americanos solteros y estos a cualquier extranjero”. Aunque se hace una distinción entre los americanos y los demás extranjeros, no hay dudas respecto al sentido de un texto que respira espíritu de justicia e igualdad de oportunidades.

Fructuoso Rivera, primer presidente constitucional, estableció en 1834 la línea que definiría desde entonces nuestra mejor tradición de brazos abiertos a los inmigrantes. Rivera fue quien representó al “artiguismo posible” según la notable y acertada definición del historiador Oscar Padrón Fabre.

Don frutos fundó y promovió el barrio de Cosmópolis, lo que muchos uruguayos contemporáneos no saben. Es el Cerro. El historiador Eduardo Acevedo indica que “el gobierno de Rivera se entregó de cuerpo y alma para activar la corriente vivificadora de brazos europeos”. Con ese propósito, un decreto de 1834 dispuso una importante suma para pagar los pasajes de los inmigrantes, a quienes se les daban terrenos en Cosmópolis para que asentaran sus quintas o talleres, ofreciendo “a la inmigración extranjera un asilo dotado de todas las proporciones que por el momento puede prometerse a la feracidad de nuestro suelo y su inmediación al primer mercado de la República”. En el reparto de terrenos se daría prioridad a “las mujeres, los artesanos y simples operarios o peones, principalmente para industrias y trabajos urbanos”.

 

Comentar...

Ante la reiterada y comprobada utilización en la pagina web de LA PRENSA de determinados participantes, en los espacios de comentarios, de expresiones groseras, agraviantes, que lejos están de contribuir a un debate de ideas o posiciones con educación, respeto y altura; la Dirección de este diario decidió borrar en forma masiva, todos los comentarios que pertenezcan a una misma dirección IP, sin importar el seudónimo con que firma, cuando al menos un comentario desde esa IP sea a consideración de esta dirección inapropiado.
Lamentamos tener que adoptar esta antipática medida, pero el triste comportamiento y nivel de algunos comentaristas, no nos dejan otra opción.
Si bien se venia realizando un filtro de malas palabras, muchos comentaristas, lograron sortear esos controles, lo que nos lleva a tomar esta medida extrema.
Exhortamos a los internautas que visitan nuestra pagina, que se apeguen a las buenas y lógicas normas de comportamiento, con tolerancia, respeto y liberta de expresión, como es deseable en toda sociedad.

Código de seguridad
Refescar

Home   |   Política   |   Policiales   |   Locales   |   Editorial   |   Nacionales   |   Rurales   |   Sociedad   |   Deportes   |   Mundo   |   Variedades