la prensa google

| El Dr. Ney Castillo, médico pediatra oncólogo

“Se ha avanzado pero aún falta una política de prevención”

mi Ney Castillo1Aprovechamos la presencia del Dr. Ney Castlllo, para solicitarle que con su autorizada palabra nos informara como el país se encuentra en materia de políticas de salud, especialmente en el área de su especialidad; las enfermedades oncológicas.

“Creemos que en el país, se ha estado avanzando en la política de asistencia al enfermo de cáncer, pero también no se ha avanzado de la misma forma, en acciones y programas que apunten a la prevención. Personalmente, entendemos que ha faltado informar a la población que conductas, controles, le pueden prevenir de la enfermedad Pensamos en una promoción de salud que no se ha encarado en la forma que sería necesario. Si bien es importante la detección precoz, en ese sentido se ha hecho pero se ha hecho poco. Como tercera línea de acción son los tratamientos y en esa línea se ha avanzado mucho más que en las medidas prevencionistas. El país, al tener una población envejecida, la incidencia del cáncer aumenta, lo que hace difícil establecer si las cosas se están haciendo bien o mal. Pero en definitiva, no soy totalmente crítico. Pero si debo reconocer que seguimos brindando una medicina de asistencia, más que de prevención, pese a que esta probado que se hace mucho mejor medicina con la prevención que apuntando al tratamiento.

Ud. se especializa en la atención al niño con cáncer y es parte de la Fundación Perez Scremini, en Salto hay un grupo que trabaja en el tema y apoya a esa fundación.

Con ese grupo estamos en permanente contacto. Ha sido parte de nuestra vida el desarrollo no solo de la fundación en Montevideo, sino en todo el interior del país estimular centros de referencia.

En el país, tenemos una incidencia de alrededor de 130 a 150 niños, por debajo de los 15 años, en los que anualmente se detecta diversos tipos de cáncer. Es decir son nuevos casos. Incidencia que se acumula y hoy, llegamos a tener unos 3.000 niños, adolescentes y jóvenes en tratamiento y seguimiento. Porque la historia no se termina con el tratamiento sino que hay que seguirlos por un período prudencial. Todo eso, se hace con mucho apoyo, sacrificio y solidaridad. Aquí en Salto, como en tantos otros departamentos, nos encontramos con chicos, que son profesionales, o que están trabajando tras superar la enfermedad. Y esa es una satisfacción inmensa y en esto no hay política porque con la contribución de todos los partidos, en su momento, se implanto una política de atención y asistencia al cáncer infantil de carácter nacional, que ojala se pudiera tener en otras sectores de la población.

La acción del trabajo con niños con cáncer, nosotros iniciamos en el año 1988, con la Fundación Pérez Scremini, un pediatra nacido aquí en Salto, que no era un oncólogo. Se enamoró de la especialización cuando esta aun no daba soluciones a los chicos. La mayoría no sobrevivía a la enfermedad y por eso, se creó la fundación, inicialmente para apoyarlos y darle la mejor calidad de vida posible, especialmente a los provenientes de áreas las vulnerables y en ese sentido tanto en el servicio Hemato Oncológico Pediátrico del Pereira Rossell como en la fundación luchamos como servicio de referencia por la vida de los chicos, con mayores posibilidades que al comienzo de la tarea iniciada hace 31 años atrás.

Finalmente nos explicó que gracias a grupos de apoyo como el de Salto se puede brindar un servicio que no tiene costo para las familias, incluyendo consultas médicas, estudios, tratamientos, medicamentos, internación, traslados, alimentación y apoyo psicosocial.

 
Home   |   Política   |   Policiales   |   Locales   |   Editorial   |   Nacionales   |   Rurales   |   Sociedad   |   Deportes   |   Mundo   |   Variedades