la prensa google

| Editorial

El cuestionable manejo del Fondes

El procesamiento del ex diputado del MPP, Daniel Placeres, sin prisión como ha caracterizado a los responsables de manejos fraudulentos de dineros públicos en la era populista, en su caso por Envidrio, una “vela encendida al socialismo” como definió y alentó Mujica, puso en el tapete el pésimo manejo realizado con los dineros públicos por el Fondo de Desarrollo (Fondes).

Un sistema de asistencia financiera, alentado por el MPP, que se nutre o nutria, con un porcentaje de las ganancias que por su actividad logra el   Banco República.

En su primera etapa, bajo el desprolijo gobierno de Mujica, concedió prestamos por unos 70 millones de dólares. Se beneficiaron principalmente a nueve empresas, ninguna de las cuales, pago esa asistencia financiera concedida con mucha generosidad y ninguna exigencia. Al presente se considera simple y llanamente que son millones perdidos, irrecuperables.

La situación, afecta también al BROU, por esos fracasos de recuperar emprendimientos fallidos como fábricas de tops y peinadura de lanas, curtiembres, fabrica de cerámica, cristalería y hasta una aerolínea y otros emprendimientos que fueron transformadas en cooperativas que poéticamente Mujica, bautizo como “velas al socialismo”. Ni una de ellas, logro sobrevivir. Eso si, recibieron repetidas auxilios económicos, de una forma que cualquier otro emprendimientos privado, nunca lograría.

Justamente el cuestionado y procesado ex diputado Placeres, que gestionaba Envidrio y lograba asistencias repetidas desde el Fondes y de la bolivariana Venezuela, en su momento argumento en defensa de las velas socialistas. Apuntaba para ello, al buen uso y mejor destino de los dineros públicos en financiar proyectos de trabajadores en empresas “recuperadas”. De paso, criticaba a los actores políticos que cuestionan al Fondes, apuntando que eran los mismos que apañaban a empresarios privados que recibieron millones y nunca los pagaban… No cito nunca, que Mujica también apaño a poderosos que dejaron deudas millonarias y que eso le generó grandes pérdidas al BROU.

Tampoco hablan bien de Placeres y de las velas al socialismo, los manejos turbios que las apagaron. En Envidrio, se sumaron irregularidades varias; envíos al seguro de paro a obreros que siguieron trabajando, no pago de horas extras, erradas o negadas liquidaciones de licencias. La Justicia Laboral, en base a reclamos de obreros despedidos en forma indirecta llevaron a que determinara el pago de 8 millones de pesos en indemnizaciones.

Tras ello, vino la debacle para Placeres que debió renunciar a su banca, en medio de un gran escandalo. En ese escenario, saltó que indebidamente el Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (Inefop), desvió un millón y medio de dólares, presupuestados para capacitación laboral, para asistir financieramente a Envidrio, cuando ya estaba agonizando. La explicación del director de Inefop, fue que atendieron “con otros paradigmas” porque el “criterio fundamental es la sostenibilidad” de las fuentes laborales.

Para completar la realidad de dineros públicos, manejados caprichosamente, una auditoría independiente del estudio CPA Ferrere, observó que Envidrio, nunca entregó la documentación suficiente para los préstamos que se le otorgaron, tanto por el Fondes como indebidamente y contra toda razón por Inefop.

En medio de toda esta situación, el Presidente Tabaré Vázquez, dada lo cuestionable de la situación del Fondes, con millones de dólares en pérdida, resolvió no otorgar mas créditos si no hay garantías y viabilidad real en los solicitantes. Lo triste de todo esto, que este carísimo experimento, como siempre, lo termina pagando Juan Pueblo.

 
Home   |   Política   |   Policiales   |   Locales   |   Editorial   |   Nacionales   |   Rurales   |   Sociedad   |   Deportes   |   Mundo   |   Variedades