la prensa google


¿O se van o se quedan?

El impacto psicológico es muchísimo mayor de lo que se podría hacer en efecto en tres meses de gobierno, durante la campaña electoral, hasta mayo de 2020 y ni que hablar los tres posteriores, hasta la entrega del poder a mitad de año.

La renuncia del intendente Andrés Lima en manos del sucesor directo Alejandro Noboa para dedicarse a la campaña electoral ha traído una serie de especulaciones de todo tipo. Como se sabe ambos dirigentes, que en su momento estaban en la figurita sellada de la fórmula departamental del Frente, no hacen buenas migas, están distanciados, y tendrían distintos proyectos políticos en marcha. En este marco ¿cómo podría transformarse Novoa en intendente en plena campaña para la reelección en pleno desensille del caballo del comisario?

Todos los días surgen novedades y dimes y diretes, de un lado y de otro, en un verdadero juego de ajedrez. Lima y Bochia han dicho que Noboa (igual el segundo suplente Pablo Estévez) “no son parte del proyecto”, igualmente la Presidente del Frente Dra. Mónica Cabrera y han alentado para que el Tec. Gustavo Chiriff, el cuarto en la sucesión, sea el intendente para el final de período. El intendente ha sido categórico al respecto, ninguno de los dos llegarían a la intendencia. Por otro lado los dos involucrados han sido firmes que no renunciarían de ninguna manera a su posibilidad de asumir el cargo si correspondiera. Así las cosas, los candidatos rebeldes o tiran la toalla a último momento o Lima no renuncia nada. Si esto sucediera, entonces, tampoco sería candidato a la reelección como se esperaba, y el oficialismo promocionaría la figura del actual diputado electo Álvaro Lima como candidato a la intendencia de Salto en sustitución de su hermano.

Tal como están las cosas para el Frente Amplio, una candidatura de emergencia como la de Álvaro Lima, por más caballito de comisario que tenga, sumada a otra candidatura alternativa que todavía no se conoce, no parece para nada fácil el panorama electoral para mayo 2020, ¡hay que juntar así los 30 mil votos para el lema ganador! Además con un presidente blanco y multicolor con ganas desde el poder nacional, es bastante cuesta arriba.

En sendas entrevistas, esto es cosa semanal, tanto Lima como Noboa, han sacado leña del fuego y dejaron planteadas opciones no tan radicales como las del pasado inmediato. Ya no son terminantes sobre cómo serán o no serán las cosas en el futuro, dejaron puertas entornadas para analizar y considerar la situación. Otra vuelta de tuerca significativa en la novela hacia las elecciones departamentales. Seguramente habrán considerado las partes, y el resto también, que si Andrés Lima no está en la cancha en las elecciones la chance del Frente se debilitaría mucho y por otro que tampoco era tan así que el intermezzo de Noboa en la intendencia significaría una tabla rasa de la estructura limista en el poder, es decir, no se echarían a todos los directores, no habría desmantelamiento ni auto crítica alguna por parte de los nuevos y breves inquilinos de Casa de Gobierno. Esto abriría la puerta para otras definiciones al respecto.

Además es fatalmente cierto que tal como se encuentra económica y financieramente la intendencia, y el tiempo por delante, es poco y nada lo que podría hacer Noboa desde el gobierno municipal. Es más, no vale ni la pena. La única responsabilidad manifiesta será pagar la nómina de salarios y beneficios para los trabajadores de la intendencia, nada más; si toca cualquier otra cosa se arma un desbarajuste terrible y no daría el tiempo tampoco, la estructura es un castillo de naipes, apenas una carta y se viene todo abajo. No es tarea ni para Noboa ni para nadie incendiar la intendencia aunque sea por una buena causa; se sabe que el camino al infierno está lleno de buenas intenciones…

El papel de Noboa será de un administrador en retirada sin amor manifiesto, ni confidente ni cómplice con su ex jefe pero nunca verdugo de la estructura partidaria del limismo y las pretensiones frenteamplistas para reeditar el gobierno. La otra que puede suceder es que sea tanto el escándalo político para acorralar a Noboa y Estévez que los dos resuelvan abandonar la lucha por hastío y desconsideración hacia sus personas. No sería la primera vez que sucede, en el departamento y en el país.

 

 
Home   |   Política   |   Policiales   |   Locales   |   Editorial   |   Nacionales   |   Rurales   |   Sociedad   |   Deportes   |   Mundo   |   Variedades