la prensa google


Nuevo aniversario de título del Mundo en Maracaná

MaracanaHoy se cumple un nuevo aniversario de uno de los logros más importante del fútbol uruguayo, donde la celeste logró quedarse con el título Mundial contra todos los pronósticos.

Si bien el campeonato se definió mediante una ronda final de cuatro equipos (jugando en la modalidad todos contra todos), el último partido se convirtió en una final "de hecho". Se jugó el 16 de julio de 1950 en el Estadio Maracaná en Rio de Janeiro, Brasil, frente unos 173.850 espectadores, la mayor cantidad de espectadores jamás reunida para presenciar un partido de fútbol.1 El equipo favorito tras una campaña de invicto y goleador era Brasil que llegaba con 4 puntos producto de sus victorias (en ese entonces un partido ganado otorgaba dos puntos) por goleada frente a Suecia por 7-1 y España por 6-1, mientras que Uruguay llegaba habiendo obtenido 3 puntos frente a los mismos rivales (una victoria ajustada de 3-2 frente a Suecia y un empate por 2-2 con España). Se debe recordar que el reglamento de la época otorgaba 2 puntos por victoria y 1 por empate.

Cabe mencionar que, si bien la favorita era Brasil, la selección de Uruguay era en ese momento una de las más laureadas del planeta, con una Copa del Mundo, ocho Copas de América y dos títulos olímpicos, y que su juego llevaba décadas provocando la admiración de todos los aficionados del mundo.

Inclusive la selección uruguaya había jugado tres partidos de fútbol contra su equivalente de Brasil en el año anterior a la Copa Mundial, resultando en dos triunfos brasileños y uno uruguayo, por lo cual la diferencia de calidad entre ambos equipos no era excesiva, si bien era reconocible la superioridad del ataque brasileño. Aun así, en la Copa Mundial el equipo brasileño precisaba tan sólo de un empate para ser campeón mundial, lo cual aumentaba el triunfalismo de la afición local y reducía las opciones uruguayas.

Los principales diarios de Brasil ya tenían sus primeras planas impresas, siendo que el "Diario de Río" ponía en su portada "O Brasil vencerá - A Copa será nossa", mientras que "O Mundo" colocaba en su portada "Brasil Campeão Mundial de Futebol 1950"; las carrozas estaban preparadas en Río de Janeiro para encabezar el carnaval de los festejos y ya se habían vendido más de 500.000 camisetas con la inscripción de: “Brasil Campeão 1950”, el estadio Maracaná (recién inaugurado) se encontraba decorado con pancartas en portugués que decían “Homenaje a los Campeones del Mundo”. Además las autoridades brasileras habían acuñado monedas conmemorativas con los nombres de los futbolistas de la selección local. Había una banda de músicos presente en el estadio con instrucciones de interpretar el himno del ganador al final del partido, la confianza llegaba al extremo de no entregar a la banda una partitura del Himno Nacional de Uruguay, también los músicos habían sido preparados para tocar una marcha triunfal titulada "Brasil Campeão" compuesta expresamente para esta ocasión.

Incluso el mismo presidente de la FIFA, el francés Jules Rimet, estaba convencido de la victoria local gracias al ambiente triunfalista expresado por la afición brasilera. Rimet en el bolsillo derecho de su saco llevaba un discurso en homenaje a los campeones brasileños, escrito en portugués. Pese a que futbolísticamente los equipos brasileño y uruguayo se hallaban en similar nivel, la prensa y la afición de Brasil habían creado un ambiente de triunfalismo donde el triunfo local parecía inevitable mientras que una victoria visitante era asumida como imposible.

 
Home   |   Política   |   Policiales   |   Locales   |   Editorial   |   Nacionales   |   Rurales   |   Sociedad   |   Deportes   |   Mundo   |   Variedades