La Prensa Hacemos periodismo desde 1888
El dos veces presidente y actual senador de la República, Julio Ma. Sanguinetti, participó de una videoconferencia organizada por los Amigos de la Universidad de Tel Aviv en la Rpca. Argentina, analizando el tema Gobernanza de la globalización y consecuencias de la pandemia.

Los pasos que nos llevaron a la globalización

"Con la caída del muro de Berlín descubrimos que el mundo se ha ido globalizando. Eso ya venía ocurriendo, pero los historiadores, para que sea fácil de entender el flujo de los acontecimientos, lo segmenta. Por eso hablan de Edad Media, Edad Moderna, Renacimiento y Edad Contemporánea. El hecho es que vivimos dos siglos enormemente políticos que podíamos ubicarlos entre la Revolución Francesa y la caída del muro de Berlín. Dos grandes siglos políticos donde la democracia hace su irrupción en el universo del pensamiento y la vida política. Luchando primero contra los absolutismos monárquicos y, más tarde, con movimientos como el franquismo, nazismo y comunismo que se dieron en el siglo pasado".

"Luego cae el muro de Berlín y decimos: "Llegamos a la paz perpetua que soñaba Emanuel Kant". Pero a poco de andar, vimos que no era así ya que había muchos conflictos locales que persistían, que se configuraban nuevas modalidades de conflicto y que el mundo se había globalizado".

"Allí surgió un debate porque mucha gente, que se sentía ideológicamente derrotada, pensó que la globalización era una especie de nueva ideología. Era una nueva concepción instrumentalizada, naturalmente, desde el maligno imperialismo. Era algo científico y tecnológico basada en la universalidad e instantánea de la comunicación. Eso ocurrió más allá de las fronteras, ideas y naciones".

"Discutíamos sobre la globalidad política, financiera y comercial y hete aquí que irrumpe una globalidad sanitaria. Una plaga, esa palabra que ha recorrido la historia de la humanidad a lo largo de los siglos. A Pericles, el más grande de los políticos atenienses y de la historia democrática, se lo llevó una pandemia en el siglo V antes de Cristo. Pero esta pandemia tiene la característica de la globalización contemporánea porque le ha dado esa fuerza y presencia universal en todos los ámbitos que ninguna otra había tenido antes".

Realidades que afecta a la gobernanza

"Nos encontramos con un primer escalón del razonamiento. Esto es la bajísima capacidad de gobernanza que tenemos de ese mundo global. Lo hemos visto acá en el fenómeno de la salud y lo vemos en otros aspectos, pero este se nos ha hecho irritantemente evidente. Estados Unidos siguió su política, Suecia otra; Italia y España otra. Y nuestro continente también, como México, Brasil y la Argentina, entre otros. Todos seguimos actitudes y respuestas distintas y visiones diferentes. Esto pone en evidencia la fragilidad de las instituciones globales que se han ido creando luego de la Segunda Guerra Mundial, encabezadas por Estados Unidos. Desgraciadamente, el gobierno de Trump ha ido debilitando esta estructura".

"Ustedes dirán: "Nosotros desde el Río de la Plata estamos lejos", pero ahí está nuestro primer desafío. Simplemente, ¿vamos a mirar desde la distancia? ¿ O intentaremos, de algún modo, tener la madurez necesaria para hacer escuchar nuestra voz? Ahí nos encontramos con otra fragilidad que es la de nuestro Mercosur. La de nuestro pequeño escenario de tres décadas que hoy tiene muy poca coordinación".

"Otra realidad es la centralidad del Estado. Todos miran a la organización jurídica y política que hemos construido los humanos desde hace 25 siglos para poder convivir. Y esto, en los últimos años, nos muestra un gran debate. Al Estado moderno, la realidad le impuso una centralidad incuestionable. Los gobiernos adquirieron un gran protagonismo y de ahí la política pasó a ser una variable cualitativa decisiva de la conducción".

"Hay un debate que se extiende en el mundo y que se asocia también al fenómeno extraordinario, surgido a partir de esta maravilla de Zoom, que es la tecnología moderna. Corea del Sur dice que hemos logrado un éxito en el manejo de esto y lo hemos hecho porque tenemos un Big data que nos permite saber lo que le pasa a cada persona y con quién estuvo o no. En una palabra, el Súper Gran Hermano. Arma, en el caso de Corea del Sur, para el enfrentamiento de la pandemia, pero peligrosísimo en manos de un gobierno para usos de otro orden como políticos o abusivos".

El daño económico y social de la pandemia

"Una tercera pantalla es el daño económico y el social. El mundo se paró y esto no es lo que se vivió en el 2002 en el Río de la Plata, que fue una crisis financiera".

"Hoy hemos tenido una gran caída económica regional y también en la actividad mundial y no nos vamos a reincorporar a un mundo normalizado. Nos vamos a encontrar un mundo en dificultades. Un mundo económico en que veremos también si predominan o no las tendencias proteccionistas que se han insinuado en Estados Unidos y no tanto en China Esa es otra paradoja de los tiempos en que vivimos, en que el gran paladín de la libertad de comercio, que ha sido Estados Unidos en los últimos años, hoy no lo es. En cambio, China comunista hoy brega por el mercado".

"Entre nosotros mismos, la Argentina ha dado señales de una tendencia hacia el proteccionismo y Brasil tiene una tendencia más hacia la apertura, pero es evidente que nos vamos a enfrentar a una situación que no es normal. Vamos a atravesar un período recesivo, que lo tenemos que asumir, y que el tema es que el Estado lo haga de modo de disminuir los daños posibles e ir construyendo una recuperación sólida, creíble y con sustento. No con una inyección de morfina para aliviar los dolores y luego agravar la situación a poco levantar".

"Como primera consecuencia está la explosión tecnológica. En cinco semanas, saltamos cinco años. Hace cinco meses el zoom era cosa de algunos iniciados. Esto repercutió en el empleo. Estas empresas que vuelven trabajosamente a la normalidad; que están tratando de recuperarse para sobrevivir; que ajustan sus presupuestos; y miran sus plantillas, se encuentran con el teletrabajo como una realidad. Como la telemedicina, ha pasado a ser normal. La tendencia universal que ya existía al mundo digital, y que era irreversible, en estos cuatro meses ha tenido una aceleración dramática. Eso es quizás el mayor cambio que tengamos hoy en la visión universal pospandemia".

El capitalismo no morirá

"Por supuesto, hay visiones apocalípticas que dicen que acá finaliza el capitalismo. Yo diría que a ese velorio me han invitado muchas veces en mi larga vida política y nunca el muerto apareció. De modo que el capitalismo no creo que esté en una etapa terminal ni mucho menos y tampoco creo que esté en debate eso. Pero si lo puede estar hasta qué punto los Estados democráticos pueden manejar esto dentro de sus parámetros clásicos, sin desbordes autoritarios".

"De modo que tenemos consecuencias sobre el empleo muy fuertes y sobre la educación. Si era exigente ya la necesidad de una formación digital, ahora es acuciante. La gente tiene que incorporarse ya a estas características del nuevo mercado. Y no es sencillo. Hay una destrucción de empleo para lo que no va a ver oferta y habrá el nacimiento de mucho otros puestos de trabajo para los cuales había ya una sobredemanda y, que ahora, se va a multiplicar".

"A estas tendencias, se le sumó el de la propia estabilidad psicológica que es un tema que ha ido apareciendo progresivamente. Las cuarentenas se prolongaron en muchos países, y la gente comenzó a sentir las consecuencias de ese aislamiento y de esa concentración domiciliaria que devino a conflictos familiares, con la convivencia con los niños con sus padres y abuelos".

La importancia de lo cientifico

"Y como visión final, se encuentra el fenómeno científico. La ciencia nos puso, la conciencia de los límites, no todo se puede. Sin embargo, es lo único que tenemos para enfrentar todo. Y se la ha ido enfrentando desde esa perspectiva con éxito, desde una ciencia que aún sin dar una respuesta, ha ido validando el camino de no cometer mayores errores. Aquellos que minimizaron el fenómeno y no escucharon a la ciencia, lo han pagado caro".

"Estados Unidos, que es la primera potencia científica y cultural del mundo, sin embargo, ha vivido una situación propia de países de los más subdesarrollados. Algo inexplicable". "Hoy nos encontramos con un mundo que ha acelerado tendencias que ya existían, que nos ha mostrado capacidades y riesgos nuevos. También nos impone desafíos aún mayores que nunca en el terreno de la educación, en el terreno de la política, el derecho y la organización social.

No hay nada peor cuando el Estado democrático luce ineficaz y entonces se pone a alimentar los fantasmas del autoritarismo. Así, pasó, al principio de la pandemia, cuando se decía que China, como nadie mejor lo resolvió al controlar la propagación. Pero no es así, porque ahí no más Corea respondió más rápido y mejor. Y no es un régimen totalitario. El tema son las diferencias y consecuencias de gobiernos que actuaran con prudencia, tratando de ver el panorama con un consejo científico permanente, de aquellos que querían resolver esto manejándolo a la fuerza de eslóganes como un fenómeno que les ofrecía una oportunidad política de propaganda, de cierta euforia y protagonismo desafiante en sus mandatarios".

Comentarios

-1 # CARLONCHO 06-07-2020 06:21
SI SOLO "LUCE" NO ES NADA.-
¿Y QUE PASA CUANDO ES INEFICAZ?
CUANDO EN 15 AÑOS TUVO EN SUS PODER LA MAYOR RIQUEZA DE LA HISTORIA URUGUAYA,LA DESPILFARRO A DIESTRA Y SINIESTRA.-
ASI QUEDAMOS!!!!

Para poder realizar comentarios debes ser un usuario registrado.

Consultorio Radiologico - banner
Requiem Servicio Funebre
Agencias 9,10,11
Ranking