La Prensa Hacemos periodismo desde 1888

Es una actividad colectiva, dirigida por un profesor que se realiza sobre bicicletas estáticas especialmente diseñadas para este propósito siguiendo el ritmo de la música. Esta disciplina ha tenido un desarrollo muy grande y popularidad en los últimos años. Esto se debe a su enorme cantidad de beneficios, entre estos son:

  • Ejercicio cardiovascular (aeróbico – anaeróbico)
  • Tonificación muscular
  • Gasto calórico
  • Bajo riesgo de lesiones 
  • Reduce el stress
  • Trabajo coordinativo
  • Concentración (mente-cuerpo)
  • Agrupa varias edades
  • Socialización y divertido, entre otras.

Es una actividad que suele gustar a muchas personas debido a que es una clase en grupo que se hace muy amena y tiene una alta sensación de trabajo, quema calorías y fortalece el tren inferior. La tonificación de piernas y glúteos es evidente en pocas semanas. Además es totalmente personalizable, ya que cada uno puede regular su resistencia y su capacidad de trabajo sobre la bici.

En una clase de ciclismo de salón hay dos cosas importantes a tener en cuenta para obtener un buen resultado: La resistencia que le des a la bicicleta y la cadencia del pedaleo. La resistencia se regula a modo personal, si bien el instructor da indicaciones, todo dependerá de la capacidad del alumno para seguir la clase. La cadencia del pedaleo va marcada por la música de la clase previamente seleccionada por el profesor. Es por esto que es un actividad que la puede realizar cualquier persona con una capacidad cardiovascular aceptable.

Personalmente es una actividad que me encanta, es una clase divertida, amena en la que se trabaja muy bien. Se crea un ambiente muy ameno, la sensación de grupo y comunidad es muy grande al realizar todos la misma actividad llevando un mismo ritmo. Es por esto que la música tiene un rol fundamental acompañado de la motivación que le demos a la clase.

Para poder realizar comentarios debes ser un usuario registrado.

Agencias 9,10,11
Ranking