La Prensa Hacemos periodismo desde 1888

Real Madrid jugó como siempre: sin convencer y sin mostrar un fútbol muy superior que su rival. Pero pasó lo que sucede siempre: ganó. No tuvo muchos problemas ya que el Espanyol, con Leandro Cabrera desde el vamos, solo contó con el chino Wu Lei como única arma para atacar.

Federico Valverde jugó como interior derecho para darle más dinámica y velocidad al juego del "Merengue". Aunque la gran figura de la noche: Karim Benzema. El francés casi no contó con situaciones de peligro, pero fue clave para colaborar con el equipo y, además, se vistió de asistidor.

Se estaba por terminar la primera parte. Un pelotazo largo para Benzema y el delantero realizó un estupendo taco para dejarle el gol servido a Casemiro para anotar el 1-0 a los 45'. Un golazo.

En el complemento no cambió la partitura del juego: Real Madrid siguió siendo el que tenía la pelota, mientras que el Espanyol nunca llegó a inquietar al arco de Thibaut Courtois.

Los dirigidos por Zinedine Zidane hicieron sus deberes: ganaron y aprovecharon el traspie del Barcelona. Por lo tanto, quedaron en lo más alto de la Liga de España cuando restan seis fechas para el final. Espanyol sigue en el último puesto y el descenso parece un hecho.

Para poder realizar comentarios debes ser un usuario registrado.

Consultorio Radiologico - banner
Requiem Servicio Funebre
Agencias 9,10,11
Ranking