La Prensa Hacemos periodismo desde 1888

El entrenador del Benfica, Jorge Jesus, aseguró que la ausencia de Darwin Núñez por el positivo de COVID-19 tras el brote de la selección uruguaya "es un dolor de cabeza" y agregó: "no se puede controlar".

"Como dije, no había nada que pudiéramos hacer para evitar que Darwin contrajera el virus", expresó Jesús en conferencia de prensa y agregó: "uno de los peligros es este, las selecciones viajando, a diferencia de los equipos europeos, no están tan organizadas, especialmente las sudamericanas, el día a día no está tan organizado".

"Darwin fue uno de esos jugadores contagiados en Uruguay y creo que fue responsabilidad de ellos, el Atlético de Madrid incluso ha hecho una declaración al respecto. Eso no se puede controlar, es difícil, creo que las selecciones deberían haber parado", expresó y amplió: "los campeonatos de Europa se pueden jugar, pero las selecciones deberían haber parado con la pandemia", disparó Jesús.

"En cuanto a la falta de Darwin, es así, hay cosas que no podemos controlar, pero no todo es malo. Si creemos en la inmunidad, no todo es malo", dijo más tarde y cerró: "es uno que ya no tendrá problemas con el virus. En Brasil (Flamengo) tuve este problema varias veces y luego los jugadores ya no necesitaban ser testeados con tanta asiduidad".

Benfica jugará este sábado ante Paredes por la Copa de Portugal desde las 18:15 horas y también estará ausente otro de sus volantes, Julian Weigl, también infectado de COVID-19.

Para poder realizar comentarios debes ser un usuario registrado.

Consultorio Radiologico - banner
Requiem Servicio Funebre
LA PRENSA whatsapp
Agencias 9,10,11
Ranking