La Prensa Hacemos periodismo desde 1888

Los equipos "Leyendas" del Barça y el Real Madrid, con astros como Ronaldinho, Rivaldo o Figo y Roberto Carlos, jugaron este martes un disputado 'clásico' de exhibición que los merengues ganaron por un ajustado 2-3, deleitando al público que casi llenó el estadio Bloomfield de Tel Aviv.

En un amistoso en el que también participaron otros exazulgranas de peso como Deco y Saviola o exmadridistas como Alfonso o Fernando Sanz, los veteranos intentaron lucir su mejor juego y hacer gala de sus viejas aptitudes ante los 25.000 aficionados que asistieron al partido con fervor, en el primer Clásico que se disputa en Israel.

A lo largo del encuentro -con dos partes de 40 minutos cada una-, ambos equipos mostraron cierta solidez y pusieron en apuros al rival, demostrando que pese a estar retirados mantienen todavía las habilidades que les hicieron destacar en competición profesional.

Entre los más ovacionados estuvo Ronaldinho, que hizo estilo de su arte futbolístico y fue el primero en marcar un gol de penalti en el minuto 28, tras una falta dentro del área del madridista Núñez a Saviola. La pasión por el brasileño se evidenció también cuando dos niños saltaron al campo en momentos distintos para abrazar al astro.

El Barça, pese a que pareció tener más control y mayor dominio del balón en la primera parte, se desinfló al empezar el segundo tiempo, cuando el Madrid empató con un primer gol de Munitis (min. 42) y se adelantó con otro de Alfonso dos minutos más tarde.

El equipo catalán -entrenado por Albert Ferrer- no se rindió, e igual que el Madrid, siguió acercándose a la portería contraria y generando ciertas ocasiones de gol por el resto del duelo.

En el minuto 60, Jofre Mateu marcó el 2-2 por los culés, pero los merengues siguieron atacando. Poco después (min.69), Rubén de la Red marcó el tercer gol y sentenció el duelo a favor del Real Madrid.

Para poder realizar comentarios debes ser un usuario registrado.

LA PRENSA whatsapp
Ranking

Contenido relacionado