La Prensa Hacemos periodismo desde 1888

Hace 2.500 años, cuando ni Sócrates había nacido, en Éfeso (hoy Turquía), un hombre llamado Heráclito ya daba a entender que el río corría, cuando filosofaba que “nunca nos bañamos en el mismo río”, significando que el agua transitaba continuamente, y lo asimilaba al tiempo de la vida. Esa teoría (realidad) que describió el griego sigue tan vigente como cuando la enunció.

 

¡Cómo corre el río!

Es vertiginoso el fluir del tiempo en el mundo, a más años de civilización, mayor velocidad. Pero nunca  como la que se ha impreso ahora, en los últimos diez o quince. Ya no hay distancias, el “mañana es hoy” y el “lejos es aquí”.

Pero algunas cosas se mantienen en la misma dimensión del Génesis de la leyenda bíblica: la soberbia, la codicia, el enfrentamiento del Hombre con el Hombre...Recordemos que Caín mató a Abel su hermano, tal como hoy un vecino mata a otro porque le molestó la música o no le pagó una cuenta de “merca”.

¡Cómo corre el río!

Vuela, pero no arrastra las miserias que denigran a la especie humana. Los hechos se revelan desde lo familiar a lo comercial; de lo deportivo a lo carnal; de lo religioso a lo político...

¡Qué difícil se hace estar en la correntada!

Seguramente por eso han cambiado tanto algunas formas de actuar y hasta de vivir. Muchas personas y comunidades procuran dejarse llevar por la corriente, no importa dónde mientras floten, aunque alrededor otros se hundan.

En la vida política esto se nota mucho. Con el agravante de que hay pensamientos y personas que promueven ese “flotar sin saber adónde”, porque quienes así deambulen, dejándose llevar, serán directa o tangencialmente favorables a sus intereses.

La construcción de la Democracia (con mayúsculas) es un proceso permanente, que ha ido cambiado. De la democracia ateniense de Pericles, donde no tenían lugar los esclavos a la revolucionaria de José Artigas hay un océano de cambios. La Democracia es un proceso colectivo, en el que los individuos deben intervenir directamente y los que no lo hacen quedan librados a “flotar” y ser llevados donde los “líderes” quieran.

Hoy día, como en los últimos diez años,  como siempre, los que se erigen en “conductores” deben tener gran consistencia ética, de lo contrario pueden transformarse en autócratas, dictadores o líderes amorales.

¡Cómo corre el río!

Por eso la actual construcción de la Democracia es tan difícil. Tan pronto se hacen las zanjas para sus cimientos, surge el riesgo de que se llenen de aguas de intolerancia, intereses espurios y por tanto de falsedad democrática.

Esa vorágine del río de la vida puede llevar (y lo hace) a desfigurar la Democracia y transformarla en una mueca: sonrisa de igualdad y tolerancia, que cubre los intereses del poder por el poder o por la riqueza.

Prometer y no cumplir; usar como propios los bienes del pueblo; atender las necesidades populares con afán de amiguismo; tender un manto de discursos sobre la miseria de obras y procederes... Todas acciones ANTIDEMOCRATICAS, de las que está lleno el mundo. Del cual aquí somos parte.

¡Cómo corre el río!

¡Qué gratificante es continuar nadando contra la corriente...!

Comentarios

0 # COLORADO 11-08-2020 06:50
Y SI RAMON.TENES RAZON.-
¿PERO DE QUIEN ES LA CULPA?
¿NO SERA QUE EL RIO CORRE FUERTE PORQUE LOS POLITICOS LO HACEN ASI?
CUANTO FALTA DE TRANSPARENCIA,DE HONESTIDAD Y CUANTO SOBRA DE SECRETISMOS.-
SIEMPRE FUE PEOR EL QUE NO ESTA EN EL PODER,A PESAR QUE SIENDO OPOSICION ME OPUSE A TODAS SUS IDEAS SOSTENIBLES Y BENEFICIOSAS PARA EL PAIS,SIN IMPORTAME EL FUTURO DEL PUEBLO.-
TE REITERO QUE EL RIO CORRE FUERTE PORQUE FALLAN LOS POLITICOS.-
PORQUE AL PUEBLO LE OCULTAN LAS VERDADES PORQUE LES IMPORTA MAS SU TRIUNFO QUE LA NECESIDADES DE POLITICAS DE ESTADO.-NADA LES IMPORTA DEL PUEBLO,A NO SER SU VOTO.-

Para poder realizar comentarios debes ser un usuario registrado.

Andrés Lima Intendente
Blardoni Intendente
Consultorio Radiologico - banner
Requiem Servicio Funebre
Agencias 9,10,11
Ranking