La Prensa Hacemos periodismo desde 1888

La experiencia de la Colonización, generó un crecimiento económico de proporciones no previstas para el mundo occidental de la época, sustituyendo y complejizando el sistema económico que se había desarrollado en el Medioevo e incorporó al mundo del trabajo al sistema social y económico a una vastísima cantidad de trabajadores.

Este proceso no solamente generó los obvios cambios sociales políticos y culturales en las Américas sino también trajo aparejados cambios muy importantes en Europa. Este crecimiento del mundo del trabajo por la integración de las poblaciones autóctonas al sistema occidental se realizó con un profundo retroceso en materia de Derechos Humanos. Por un lado reintrodujo, como ya hemos señalado, la esclavitud la cual seguramente no había desaparecido totalmente en los países europeos y aún debería seguir existiendo en África y Asia. 

Sin embargo, la reintroducción de la esclavitud en América Latina y también en la América anglosajona se realizó construyendo un sistema económico y social de trabajo específico cuyo centro estaba precisamente basado en la esclavitud. Su erradicación culminó solamente en el siglo XIX, luego de muy duras luchas que exigieron incluso guerras civiles como la de Estados Unidos del Norte.

Pero la degradación de los Derechos Humanos no solamente se dio por la reimplantación del sistema esclavista y en menor medida por la redinamización del sistema servil, a ello se agregó o amalgamó la incorporación de una dimensión cultural racista, distinguiendo negros de blancos y de indios y aún una dimensión nacionalista distinguiendo los nativos, aunque fueran blancos de los españoles nacidos en la madre patria. Las luchas por la libertad y la independencia de las Colonias tuvieron que dar cuenta de estas divisiones sociales, sobre todo la que se daba entre nativos y españoles, quizás en alguna medida fueron ellas las que permitieron aglutinar las fuerzas independentistas en alguna medida. Si bien cuando las independencias se realizaron con un signo positivo en materia de Derechos Humanos, no por ello se propusieron el fin de los regímenes esclavistas. Este avance en materia de Derechos Humanos se consolidó varios años después de las independencias nacionales, pero sin lugar a duda la tradición cultural de discriminación racista sigue presente en muchos de los países de América Latina y de América Anglosajona, tanto hacia los miembros de la raza negra como respecto a los indígenas.

El Legado Artiguista en Derechos Humanos nos aporta una visión muy valorable. El legado independentista de Artigas para la construcción de la nacionalidad oriental tiene fuertes connotaciones humanitarias (lo dice Zubillaga Barrera, 1966). Uno de los indicadores importantes de esta orientación filosófica de Artigas se manifiesta con el intento de delimitar el ejercicio de poder del Estado, de fortalecer a la justicia aún en los períodos de las grandes confrontaciones militares, y el de establecer leyes de claro contenido humanista Artigas no estuvo directamente contra el régimen de esclavitud, pero intentó humanizarlo lo más posible. 

Artigas también defendió la libertad de trabajo como principio de reestructuración. En el Reglamento Provisorio de 1915 Artigas impulsa y fomenta el trabajo para lo que prevé repartir tierras. En el artículo 11 del Reglamento se dice: “ Después de la posesión (de tierras) serán obligados los agraciados [...] a formar un rancho y dos corrales en el término preciso de dos meses, los que cumplidos, si se advierte omisión se les reconvendrá para que lo efectúen en un mes más, el cual cumplido, si se advierte la misma negligencia, será aquel terreno donado a otro vecino más laborioso y benéfico para la provincia” . La orientación que Artigas le da al reparto de tierras es fuertemente igualitaria; sostiene por ejemplo que: “los sujetos dignos de esta gracia; con prevención que, los más infelices serán los más privilegiados”. Se sostiene en el Reglamento, en el artículo 6, que estos son “ los negros libres, los zambos (mestizos) de toda clase los indios y los criollos pobres” . Y agrega el artículo 7: “ las viudas pobres si tuvieran hijos” . 

La Colonización generará profundos cambios económicos y sociales en Europa, cambios que generarán hondas transformaciones en los sistemas de trabajo que provenían del Medioevo.

 

Comments powered by CComment

LA PRENSA whatsapp
Ranking

Contenido relacionado