La Prensa Hacemos periodismo desde 1888

Como es notorio, los gobiernos del Frente Amplio, han mostrado su orgullo y satisfacción por haber logrado el cambio de matriz energética que llevó al país, al tope en América Latina en materia de producción de energía eléctrica. Todo bajo un sistema limpio, ecológico. Lo que no se dice, es que por la falta de una planificación seria y responsable, hoy tenemos instalada más capacidad de la necesaria con consecuencias millonarias en materia de sobrecostos para el Estado. 

Una politica que se repitió con el fracasado proyecto de Mujica de Gas Sayago, donde se hizo un multimillonario desfalco, porque se derrocharon cientos de millones de dólares, no solo antes y durante su fracasada construcción, sino cuando ya el proyecto se había abandonado y se siguió manteniendo una estructura burocrática que recién se paró por el actual gobierno. Pero, en este país más que generoso, donde el pueblo” banca” todos los zafarranchos que gobernantes corruptos alientan, permitiendo armar sus fortunas personales,  todavía tienen la audacia de presentarse y alentar campañas contra el supuesto   "plan neoliberal" que alienta  la  actual gobernante coalición multicolor y así querer desvirtuar las acciones de reorganización y corte de todo gasto excesivo, mal destinado y peor  gestionado, sin resultados positivos para el Estado y con consecuencias nefastas para población en general. Porque todo lo que impulsaron y fracasaron en insólitas experiencias de “velas al socialismo” costó y cuesta millones de dólares que se están pagando, como por ejemplo pasa con los aviones de la cerrada Pluna, cuya deuda generada se sigue pagando…

La cuestión, según informaron medios nacionales,  tuvo su planteo el pasado domingo, cuando el colectivo frenteamplista "+ igualdad" organizó una actividad donde se “ se advirtió sobre los “peligros de la privatizaciones”… como si el FA no las hubiera alentado y por cierto, con perjuicios – siempre - para el Estado. 

Pero de esos fracasos, que no reconocen,  sino que defienden y justifican mediante un discurso fundacional, alimentando el mito de que ellos son los hacedores indiscutidos de los que dieron a llamar la "revolución de la energía".

Pero así, no dicen que la Política Energética fue transformada en Política de Estado a partir de los acuerdos multipartidarios alcanzados en el año 2010 en los que participaron los partidos fundacionales. En dicha instancia, se definieron, conjuntamente, las estrategias y los mecanismos para hacer frente a la demanda energética del país, tomando como eje la incorporación de energías renovables y la eficiencia energética. Dichos cambios no se hubiese  podido realizar en tiempo record sin los instrumentos legales instalados durante el tercer gobierno tras el retorno del país a la democracia. Iniciativa que como ya es costumbre , a todo lo bueno, innovador, el Frente Amplio intentó, como hace actualmente con la LUC, dejar sin efecto mediante el recurso del referéndum. Criticar los avances conjuntos del Estado y las empresas privadas en términos de generación de "energías limpias" sería absurdo. No obstante, contrario a lo que se acordó en su momento, el Frente Amplio nunca logró que el cambio en la matriz energética condujera a una rebaja en la tarifa de energía eléctrica e implicara mejoras en el servicio ofrecido por UTE.

Si supieron asegurar a los inversores privados precios fijos por la generación, obligando al Estado a comprar toda la energía producida -incluso la que no se utiliza- por años, y sin poner límites a la construcción de parques eólicos.

Como consecuencia evidente de ello, durante la última administración frenteamplista, UTE pagó 142 millones de dólares a privados por energía que no usó. Se pagaron millones a privados por energía que el Estado no utilizó.

¿No será que en realidad el denunciado "plan neoliberal" no lo lleva adelante el actual gobierno, sino que ya lo práctico Frente Amplio?  Es un tema para meditar y analizar.-

Comments powered by CComment

LA PRENSA whatsapp
Ranking

Contenido relacionado