La Prensa Hacemos periodismo desde 1888

El sistema de previsión social, jubilaciones y pensiones, que posee el país desde hace años no solo no se financia adecuadamente, sino que no es justo, porque en su marco hay notorias injusticias y privilegios que no coinciden con su pretendido fin de alentar justicia social para quienes se retiran del ámbito laboral tras cumplir su ciclo y haber aportado adecuadamente para generar el derecho a recibir su pasividad.

El mayor mal, que se le hizo al BPS y a las cajas de jubilaciones, ya profesionales, bancaria, fuerzas armadas, industria y comercio y rural y las que se quiera apuntar, todas complicadas al presente, se concretó cuando la política, la mala administración, se instaló con sus intereses, abusos y mala administración, especialmente cuando benefició a unos pocos y perjudicó a la mayoría.

Por especulaciones e intereses personales, se alentaron jubilaciones privilegiadas para algunos, comenzando por la clase política,  y por quienes al pasar por el poder se aseguraron  pasividades no solo generosas sino también, abusadoras, que no deberían simple y llanamente existir. Me refiero a las que hereditarias se auto concedieron a tupamaros, ex presos políticos y sus familiares que son hereditarias en el cien por ciento de su monto. Las viudas o viudos del montón ciudadano, será del 50% y no llegará a hijos ni nietos. Hay versiones, que hablan que en su costo esas privilegiadas, llegan casi a equipararse con la tan criticada y cuestionada déficit de la mal denominada Caja Militar…

También se hizo un buen e irresponsable desajuste en la economía del BPS con el tema de los  “cincuentones”  que en base a gritos y empujones, lograran se les concediera lo que reclamaban. Todo ello, se suma y todos seguramente conocemos el tema, de que se permitió por décadas, que personas que no aportaron ni trabajaron en forma real, lograron jubilarse por alguna de las cajas, con la simple presentación de testigos. Asi se jubilaron costureras que nunca cosieron y trabajadores que nunca cumplieron las básicas ocho horas.

Dos décadas atrás, aproximadamente se impuso una reforma jubilatoria  que llevó la edad mínima para jubilarse a los 65 años con aportes reales de 30 y mas años. Condiciones que si se hubieran mantenido no estaríamos en la situación que hoy tiene el sistema previsional. El costo político-electoral, que hoy se teme, en buena  medida, fue pagado en aquel momento. Pero, como nuestros políticos y gobernantes no trabajan como deberían y el dinero público, nunca es cuidado, al  llegar al gobierno la izquierda, se derogaron esas disposiciones y volvimos a 60 años como edad base para pasar al retiro y se dispusieron en base a voluntarismos y no a la prudente y siempre vigente lógica, medidas liberales para conceder pasividades, para complacencia de algunos y  generar réditos políticos.

Todo sumado llevó a una situación que al presente es crítico. Todas las cajas previsionales están con problemas, desfinanciadas y se corre el riesgo real, de que en pocos años,  no podrían pagarle a los pasivos actuales y próximos. Porque hay un real y peligroso desequilibrio. No hay una relación deseable entre quienes hoy aportan al sistema, por estar en actividad  y quienes cobran pasividades. En las crisis económicas que periódicamente vive el país y por consiguiente  reflejo en el mercado laboral, el BPS y las cajas, sufren caída de aportes y cuando , como pasa al presente, la actividad informal es tan grande y hasta un poco más que la formal, la que aporta, el déficit se agrava y así se cae en crisis. Hoy, esa es la realidad, dura e injusta. Ante el intento de solucionar esta crisis se plantea una reforma que – los que ya sabemos quienes- ya se oponen, porque siguen reclamando mantener una situación, que repetimos, no es justa. Lo ideal seria ir a un régimen de cálculo de jubilación de carácter igualitario, teniendo en cuenta un salario de referencia y el respectivo porcentaje para en base a ello, fijar el “salario jubilatorio” a que se accederá. Ojala se entienda, para un servicio más justo y posible.

Comentarios potenciados por CComment

Ranking

Contenido relacionado