La Prensa Hacemos periodismo desde 1888

Una vieja sentencia dice que cada uno habla de la feria según le va en ella. Y la verdad que es así nomás.

En estos momentos nos quejamos del dinero que se pierde en la plaza comercial de Salto, lo que entendemos se replica en Bella Unión, Paysandú y Fray Bentos, por la diferencia de precios con la hermana República Argentina. Estamos de acuerdo. Pero hay otras vueltitas de tuerca. Por ejemplo, en el tema combustibles empieza a escasear en la nación vecina y decidieron en este caso subir el precio para los autos con matrículas extranjeras, lo que complica la ecuación final de combustible barato. A eso se le debe sumar que están viniendo argentinos a comprar sobre todo cubiertas importadas para sus autos.

Vienen y las cambian volviendo naturalmente con las nuevas pues allá lo importado, dado el precio del dólar, se les fue a las nubes lo que hace que convenga comprar de este lado del río. Lo que genera un beneficio para nuestras economías. Según los comerciantes que nos han pasado el informe lo mismo sucede con los calzados deportivos importados, que para ellos es más negocio comprarlos del lado uruguayo lo que se extiende a la ropa importada. Incluso la fuente nos decía que más adentro de la Argentina, o sea más al oeste para nosotros, los precios de cubiertas, championes y ropa importada se disparan más todavía. Evidentemente algo bueno nos trajo la apertura de fronteras, no todo está mal.

Muchas calles están terribles en Salto Nuevo, barrio movidito si los hay, pero hay calles literalmente destrozadas, donde desapareció el bitumen y asoman piedras de punta y para arriba. En este caso hablamos de Juan Hermógenes Paiva, más conocida como Juan H. Paiva, que para andar en ella hay que tomar aire, impulso y coraje; ya no pedimos arreglo, porque evidentemente cuesta suponer un arreglo a fondo, pero al menos una emprolijada por respeto a la gente, a los repartidores, a los taxistas, a los transportistas escolares. En fin.

 Un tema para los especialistas en salud, que en Salto tenemos muchos por suerte. Hemos escuchado interrogantes de personas que van a darse, o se dieron recientemente, la cuarta dosis de vacunas contra el coronavirus y ahora quieren darse la vacuna contra la gripe. Se interrogan si deben dejar espacios de días o semanas quizás entre ambas dosis, dado que se vive una situación distinta por la pandemia y con los fríos que han hecho mucha gente quiere vacunarse por lo más común.

El hombre se bajó de la pequeña camioneta con una bandeja enorme de empanadas y otras delicias calentitas. Descargaba la mercadería en un local muy próximo a un centro educativo. Es trabajo. Y comentaba que ahora sí se movía, porque con el tema de la pandemia pasó casi dos años "en el dique seco" lo que naturalmente se entiende. Fue duro para todos, pero para algunos rubros un infierno del que empiezan a salir.

Comentarios potenciados por CComment

Ranking

Contenido relacionado