La Prensa Hacemos periodismo desde 1888

Insufrible está la vereda de calle Rincón a la altura del cuatro, parte Este, entre Cervantes y Vilardebó.

Varias fincas muestran baldosas ausentes, o levantadas, que hacen que los pobres peatones hagan pininos para pasar por allí. Y si va una señora con un cochecito mas vale que cuide bien a la criatura porque le puede salir despedida. Una lástima porque es centro, pero no decimos en el sentido de que el centro merezca más que los barrios, sino porque por allí circula mucha gente a pie por ejemplo rumbo a Salto Nuevo o Ceibal o viceversa, y no es conveniente bajar a la calle pues el tránsito es muy intenso. Por lo que sería bueno que se apiadaran de los que caminan por allí.

 

Un periodista de este medio se entrevistó con una persona vinculada a la venta de autos en Salto y le dijeron que los últimos meses del año pasado fueron muy buenos en la venta de cero quilómetros al punto que a veces algunos representantes de automotoras salteñas tuvieron que "apretar" a los distribuidores o importadores de la capital para que les mandaran las unidades que tenía en venta y prácticamente ya vendidas. Parece que a muchos les rindió el dinero el año pasado y dieron el salto al auto nuevo, o volvieron a tener un cero que es lo que muchos hacen.

 

La topografía del Barrio Malvasio es bastante particular en el entendido de que tiene subidas y bajadas pronunciadas en unas pocas cuadras por lo que hay que tener mucha prudencia al manejar en calles, donde, la mayoría son de ida y vuelta. Además hay esquinitas como en la de Varela llegando al quiosco que obliga a doblar a la izquierda si se va al Este en una forma muy particular de diagrama. Salto tiene esas cosas que a veces sorprenden a los que no son asiduos del lugar

 

Hay hombres que se tiñen, o sea se tapan con tintura las canas, lo que es respetable, esto como lo otro, dejar que "las nieves del tiempo plateen la sien" al decir de la mítica canción de Carlos Gardel. Pero los que optan por teñirse deben enfrentar el problema de que el crecimiento se nota muy rápido, por ejemplo de las patillas para arriba, por lo que deben pasar seguido por el peluquero, o hacerse la tinta en el hogar con mucha asiduidad. Veleidades.

 

Por suerte se acomodó el tema de las compras fuera de fronteras y en este día de la madre el dinero de los salteños quedó en Salto lo que mucho se aprecia. Un empleado de un comercio nos comentaba que había una lista, donde él estaba, que empezaba con dos compañeros que el 31 de diciembre pasado se iban al seguro de paro. Pero se frenó a tiempo debido a que la gente volvió a comprar de este lado. Todos respiramos. Él también.

 

Comentarios potenciados por CComment

Ranking

Titulares Diarios

Recibirás en tu correo electrónico las noticias más destacadas de cada día.

Podría Interesarte