La Prensa Hacemos periodismo desde 1888

Ante la brutal ola de calor extremo que vive y sufrimos los salteños, algunos vecinos veteranos, argumentan que lo que le falta a Salto, es volverse una ciudad con sus calles arboladas, generando asi mucha sombra y de esa manera lograr bajar entre 10º  y 14º grados la temperatura ambiente, por lo que las máximas de 43º con sensaciones térmicas de 50º bajarían bastante y harían mas pasables estos días tórridos.

 Días pasados, en medios de Montevideo, se informó de un estudio que realizo el ingeniero agrónomo Emilio Terrani, quien de acuerdo a estudios que realizo, llegó a comprobar que se da una diferencia de hasta 14 grados entre zonas soleadas y arboladas y las que están carente de toda sombra.

Terrani argumenta que los árboles interceptan la radiación solar y reducen la temperatura. También, mejoran la calidad del aire y favorecen a la mitigación del cambio climático. 

Se instalaron sensores en las fachadas de  casas, edificios, que se ubican en tramos de calle al sol y en segmentos sombreados, donde no solo se consideró la temperatura del aire, sino también de la superficie circundante, una de las variables que influye en el nivel de confort ciudadano.  Explicó que “Esos sensores detectaron diferencias máximas de hasta 14 grados”, sostuvo el especialista.

Basándonos en el estudio realizado en Montevideo, que si se quiere es una ciudad medianamente arbolada, trasladamos la idea a Salto, donde salvo algunas calles  y tramos de la ciudad, no existe un deseable marco forestal que ayude a reducir los topes climáticos, tanto en olas de calor como atemperan los fríos, además de colaborar en el contexto actual del cambio climático.

El árbol y su papel en el ámbito ciudadano

El papel que juegan los árboles en una ciudad como Salto, si lo sopesamos entre beneficios- perjuicios, llegaríamos a la conclusión que es vital. Entre sus muchos beneficios, contribuyen a disminuir la radiación y la temperatura, sobre todo si son grandes ejemplares y forman doseles continuos, y mejoran la humedad relativa. 

En las últimas décadas que dado de manifiesto la  evidente la falta de árboles, y por tanto de sombra, en muchos espacios urbanos son escasos o inexistentes. 

Por algunas acciones e intervenciones urbanísticas, se procedió a la tala de ejemplares que por diversos motivos, complicaban el desarrollo de lo planificado o en su desarrollo incontrolado, porque muchas veces no se hace un seguimiento y tratamiento para que no afecte veredas, paños de calles pavimentadas,  complicando tabo el transito peatonal como vehicular.

Lo concreto y evidente, es que hoy por hoy, Salto necesita de un plan de arbolado para ayudar a la lucha contra el  cambio climático que es notorio, ya se ha  dejado sentir con fuerza y todo indica, que nada lo detendrá sino se toma conciencia y se adoptan medidas. 

Necesitamos sombra 

Desde nuestra óptica, entendemos que Salto, tiene la necesidad de generar mas sombra para la mayor parte del año. Porque los veranos son cada vez mas duros y bien lo estamos comprobando en el cual estamos viviendo. 
Maxime si tenemos en cuenta que los inviernos, se reduce a algunas pocas semanas de extremo y duro fríos, lo que se contrapone con la realidad de algunos veranillos durante el año y una estacion veraniega que parece extenderse anticipándose a su fecha formal de inicio en diciembre y llegando hasta mediados de marzo para finalizar. Mantener el arbolado ciudadano, requiere de un trabajo e inversión permanente, que va mas allá de la simple temporada de poda anual, que es necesaria, porque si  no se cumple la tarea,  los árboles pierden funcionalidad,  y no se puede controlar y prevér su desarrollo, en un marco higiénico que aliente la mayor expectativa de vida útil.

Una ciudad sin sombra genera mayor riesgo sanitario

También se debería considerar, que la falta de sombra, incide en la peligrosidad del sol que con la perdida del ozono y sus rayos mas agresivos, genera el temido cáncer de piel, además de que el sol provoca un envejecimiento cutáneo, la aparición de manchas, o el agravamiento del lupus cutáneo. Considerando la vigencia del viejo dicho español; " El sol, ces omo el vino, bien usado es bueno". Por lo que al presente, hay que evitar las exposiciones prolongadas y utilizar sombreros o gorras, protección solar y evitar las horas de mayor  presencia y temperatura solar.-

Comentarios potenciados por CComment

Ranking

Contenido relacionado