La Prensa Hacemos periodismo desde 1888

Al fin del presente mes, se culminaría de construir el primero de dos módulos previstos, en el Instituto Nacional de Rehabilitación No.20, (Cárcel de Salto) que permitirán albergar mas cómodamente  150 personas en cada uno de ellos, lo que aliviaría la situación de hacinamiento que viven los mas de 613 personas internadas allí, privadas de libertad. 

El citado numero, es evidente que supera largamente la capacidad que posee el establecimiento, pese a otras ampliaciones y utilización de parte de la chacra policial, para ello. Por eso, es que a estas dos construcciones, se le adjuidca una importancia vital, porque además de ser utilizadas como dormitorios, tendrán la posibilidad de ser transformadas en aulas para el dictado de clases y también para la instrucción en algunos trabajos especializados como se dicta por parte del sindicato de la aguja, desde hace mas de dos años, además de panadería y gastronomía, con resultados muy buenos, que se refleja en el número de participantes y de los platos que elaboran y han presentados en degustaciones. A ello se suman otros talleres, que apuntan a capacitar y dar herramientas para ganarse la vida honradamente a quienes cumplida la pena, se reintegran a la sociedad.

Se destaca clima de buena convivencia

Si hay algo a destacar en la trayectoria del centro penitenciario de nuestro departamento, es que pese a su notoria situación de congestionamiento humano, con los lógicos problemas que la convivencia en esa circunstancias genera, nunca se han dado problemas serios, como peleas entre grupos, con asesinatos o lesionados graves. Se puede decir que en ese sentido, ha ido ejemplar el comportamiento de la población carcelaria, y los problemas mayores, bien controlados, han sido los de ingreso y consumo de drogas, marihuana y pasta base, lo que se entiende ha sido fundamental para este ejemplar comportamiento en general.

Comentarios potenciados por CComment

Ranking

Contenido relacionado