La Prensa Hacemos periodismo desde 1888

Sr. Director: La extensión de la Zona Azul no solo obliga a pagar el estacionamiento medido a quienes deben realizar trámites , compras o trabajos en el centro. Lo que ha llevado, a que algunos cuidacoches, que son pocos por suerte, con alguna actitud no correcta. La situación es que, como todo el mundo quiere  estacionar lo mas cerca del centro, quienes venden las tarjetas, insisten, algunas veces hasta con un tono agresivo e irrespetuoso, a que los vehículos estacionen lo más pegados posible, para de esa manera, tener lugar para que estacionen mas autos y ellos puedan vender mas tarjetas.

Lo que no entienden, es que con esas mínimas separaciones, se producen roces, choques menores, que dañan paragolpes y guardabarros. Y como quien genera esos incidentes, generalmente se retira, el daño es un “regalo”gratuito, porque en esos casos, nadie vio nada ni asume la responsabilidad.

Lo mismo hacen con las motos que están tan pegadas, que si la propietaria es una chica o una mujer, inevitablemente debe ser auxiliada para poder retirarla y usarla. Lo que genera la propina, pero también situaciones de daños.

Entiendo que es su trabajo y hay quienes hacen un servicio, como es el controlar  que la tarjeta ante la llegada de los inspectores, no esté vencida y si lo está, colocan otra para así evitar lela multa. Pero no todos lo hacen  como también hay vivos, que no reconocen ni valoran ese servicio, y no pagan la boleta instalada para ahorrarse unas monedas. Por eso abogo una conducta de respeto y  reconocimiento, mutuo. Usuario diario

Comentarios potenciados por CComment

Ranking

Titulares Diarios

Recibirás en tu correo electrónico las noticias más destacadas de cada día.

Podría Interesarte