La Prensa Hacemos periodismo desde 1888

El núcleo de la Tierra –una esfera de hierro casi puro a más de 5000 kilómetros de profundidad que está más caliente que el Sol– se ha frenado y es posible que esté girando en sentido contrario que la superficie del planeta, según un estudio publicado en Nature Geoscience. Este detenimiento puede tener efectos globales, como acortar los días en unas fracciones de segundo e influir en el clima y el nivel del mar.

Los autores del trabajo son Yi Yang y Xiaodong Song, del Instituto de Geofísica Teórica y Aplicada de la Universidad de Pekín, en China. Ambos han intentado resolver un enigma vigente desde que, hace décadas, se confirmó que la Tierra contiene un planeta dentro de otro.

La rotación libre del núcleo interno, se define como un dínamo que genera el campo magnético de la Tierra, que la protege de la radiación espacial y permite que haya vida en su superficie. En torno a este núcleo se extiende el manto terrestre, con un espesor de casi 3000 kilómetros, y por último, la corteza exterior, con apenas unos 40 kilómetros de espesor medio.

Comentarios potenciados por CComment

Ranking

Titulares Diarios

Recibirás en tu correo electrónico las noticias más destacadas de cada día.

Podría Interesarte