La Prensa Hacemos periodismo desde 1888

Azucena Arbeleche, ministra de Economía y Finanzas de Uruguay, tiene una vasta trayectoria como funcionaria pública, también fue la primera responsable de la Oficina de Deuda que creó su predecesor, Danilo Astori hasta 2014.

Quizás, esta confianza que le depositó uno de los hombres fuertes del partido político que gobernó con anterioridad no sólo muestre las calidades académicas de Arbeleche, sino que sea un fiel reflejo de lo que  felizmente practica el país: institucionalidad. Lo que genera confianza en el mundo financiero e inversionistas.

Afrontando desafíos

“Los principales problemas con los que nos encontramos, no son nuevos. Ya los habíamos dicho en la campaña y el principal desafío es crear empleo. Los números del último trimestre del año pasado y del primero de este año nos muestran que estamos en recesión. Y esto es pre Covit19,  por lo que va a empeorar todo un poco, por eso es que mantenemos la idea de que nuestro principal desafío es generar.

Desde que empezó el COVID-19 las cosas fueron cambiando, pero hasta ahora tenemos buenos resultados. Igual, hay que se prudentes, ya que no sabemos cómo y cuán profundo terminará siendo el impacto económico. La incertidumbre es muy grande

Nuestra gran fortaleza es la institucionalidad

Uruguay tiene fortalezas institucionales que trascienden a los gobiernos, hay respeto por las reglas de juego.  Y reflejo de eso es la confianza que se logra a nivel internacional. Es el primer país emergente, que en medio de la pandemia en colocar deuda, y a una tasa muy baja.  Emitimos un bono que tuvo una muy buena aceptación (U$S 2000 millones a una tasa de 2,48% anual con vencimiento en 2031). La  tasa más baja de la historia y la demanda fue tres veces lo colocado. Tuve la oportunidad de hablar con varios de los inversores y reconocen el trabajo que hizo el gobierno en el manejo de la pandemia pero, más allá de eso, nos reconocen la mirada clara en los compromisos a futuro y que se observan en la Ley de Urgente consideración que lo que está planteando es un camino a mediano y largo plazo, más allá de la pandemia

El desafío de generar  trabajo

El desafío que tenemos es el de  generar trabajo y aumentar la inversión. Porque venimos de algunos años de caída y buscamos reactivar la actividad económica. No sabemos de dónde van a venir. Uruguay es un país de puertas abiertas que ofrece seguridad jurídica, económica e institucionalidad. Somos un país de puertas abiertas y reglas claras, por eso atraemos inversiones.

Mi idea de lo que hay que hacer, se basa en un balance entre las libertades de las personas, la asignación de recursos y la justicia social. Hay que combinar la eficacia económica del mercado, con la justicia social que es para lo que está el Estado y la libertad individual. Ese es el equilibrio que se tomó para la crisis sanitaria. El presidente Lacalle Pou lo dijo, hay libertad con responsabilidad y hay responsabilidad del Estado en estar ahí donde más se lo necesita.

Para poder realizar comentarios debes ser un usuario registrado.

Consultorio Radiologico - banner
Requiem Servicio Funebre
Agencias 9,10,11
Ranking