De todas formas aseguró que “la tranquilidad del balneario se mantiene, los índices de robo y rapiñas han bajado, estamos contentos con los resultados”.

Por la gran afluencia de turistas, Rocha y Maldonado son dos departamentos con una alta tasa de contagios por cantidad de habitantes, que también afecta a servicios esenciales como la seguridad policial