La Prensa Hacemos periodismo desde 1888

El ex Intendente de Salto y actual Senador de la República, Germán Coutinho, en diálogo íntimo con LA PRENSA repasa lo que viene siendo su tercer período en la cámara alta, al tiempo que valoriza aspectos de este gobierno, con los cuales el Parlamento “no venía acostumbrado” después de 15 años donde "el senado funcionaba en la bancada del Frente Amplio".

De las tres veces que fue electo como senador, parecería que esta vez es cuando se siente más cómodo en el trabajo parlamentario, ¿lo siente así?

En realidad en el primer pedido que salimos electos, también fuimos elegidos como diputados, y ahí tuvimos que analizar cuál era el mejor escenario ya que no estaba claro si llegábamos a ganar la Intendencia. Optar por el Senado fue una decisión política para ganar la intendencia, la idea era tener un buen desempeño en la elección Departamental, pero dado el panorama de cómo habíamos salido en octubre no era segura una victoria. Por eso nos jugamos a estar en el senado y en una reunión con experimentados dirigentes decidimos salir no con la 115 única, sino con 20 listas a partir de la 115 peleando con convencimiento hasta el final, y eso se terminó plasmando en la elección. En ese primer senado no tenía ni despacho.

¿Y el segundo período como senador?

Un periodo que estuve mucho en la negociación política, venía de la derrota fuerte que fue haber perdido la reelección a la Intendencia. Para mí venía de hacer un gobierno fenomenal pero que queda con una última impresión negativa. Pero la realidad es que Salto había levantado en todos los índices, y por eso nadie de los que han salido a criticar esa gestión, se han animado a debatir conmigo. En definitiva fue un segundo Senado en el cual quedé con la cabeza en lo que pasaba en Salto. Si en Montevideo no estas con una activa participación en algo que a diferencia de la cámara de Diputados, es casi todos los días, y que integras 6 o 7 comisiones con una rutina bastante distinta, está claro que no iba a tener un gran destaque como senador. Yo terminaba los deberes del senado y me volvía corriendo para Salto a intentar armar mi proyecto político. Hoy considero que transité ese senado en un contexto donde apresuré los tiempos políticos partidarios y no trabajé lo suficiente como para destacarme en el Senado.

Por eso el por que de la pregunta, hay una diferencia palpable en su performance con respecto ahora…

Hoy es mi máxima prioridad. Soy de los pocos senadores que están hoy en la cámara que fueron elegidos directamente y soy uno de tres que repitieron, el senado se ha renovado casi en su totalidad. Hoy he asumido responsabilidades que antes no había tomado, participo de todas las coordinaciones, de todas las comisiones, estoy mucho más involucrado y encontré mi perfil desde donde puedo hacer cosas por mi país y sobre todo mi región, que incluye a Salto naturalmente.

¿Se puede decir que hoy Coutinho está más en Montevideo que en Salto?

Mira, hoy hace 10 días que no venía, claramente estoy trabajando más en Montevideo que acá, si bien vivo en Salto mi trabajo está en la capital, y cada vez me exige más horas de trabajo.

Igualmente se ve que está siempre con el ojo hacia el interior y el norte en particular. Se lo vio muy activo trabajando ahora con las políticas de frontera.

El Uruguay es un país centralista, y la coalición en su compromiso país ha comenzado a mostrar que pueden pasar cosas en el interior, que antes no pasaban porque teníamos un gobierno mucho más centralista. Además el Senado anterior tenía mayoría absoluta, y en parte por eso era que yo priorizaba más mi parte política, porque sabía que al final del día no había negociación posible porque al final siempre iba a ser 16 en 31 senadores. El gobierno anterior no te permitía aportes, las cosas como venían del ejecutivo se votaban, no había negociación ni siquiera dentro del propio oficialismo. El Senado funcionaba en la bancada del Frente Amplio, no te permitía lo que hoy se ve cuando el Presidente Lacalle y este ejecutivo abre la cancha y no tiene traumas con los diferentes perfilamientos, le podes plantear y cambiar las cosas. Nosotros a la LUC le hicimos mas de un 50% de modificaciones. Al Presupuesto Nacional que eran más de 600 artículos, le hicimos más de 300 modificaciones. A la Rendición de Cuentas que terminamos la otra noche, la negociamos hasta lo último, íbamos a la conferencia de prensa y íbamos cambiando cosas de último momento. Hacía 15 años que no teníamos un parlamento así, no estábamos acostumbrados a negociar tanto, que en realidad es como debe ser, somos una generación que nos volvimos a entrenar, por que antes no tenías lugar para la negociación, para el análisis y obtener cambios. Hoy tenemos un gobierno que permite que se hagan aportes y modificaciones a las cosas cuando llega en el parlamento. 

¿Quedó conforme con las políticas de fronteras que se votaron?

Yo realidad tengo un proyecto de ley respecto a las políticas de frontera, y es el que aspiro que se termine considerando en su momento y votando. Y qué es la aspiración que tienen los centros comerciales principalmente del litoral fronterizos con Argentina. En ese proyecto de ley rescato aspectos profundos de todo el tema y asumo que es sería la solución definitiva. Lo que votamos ahora si bien son medidas que van en ese sentido, son medidas que no son tan profundas, son “estilo pandemia”.

¿Y eso qué quiere decir?

Nosotros durante este período de pandemia nunca dejamos de ir al parlamento, ya que la asistencia debe ser presencial, y hemos estado votando todo tipo de medidas que han tenido que ver con la parte sanitaria, de protocolos y económicas principalmente para poder ayudar a las PYMES. Un dato peculiar es que el Partido Colorado planteó un conjunto de medidas en la parte económica y el gobierno le llevó el 75%.

La medida pandemia es por que se van a abrir las fronteras y van a pasar cosas que con el cierre nos estaban favoreciendo. Hoy la diferencia cambiaria es la mayor en 30 años, hay que generar la iniciativa para que la brecha no sea tanta. Cuando miras los número tienes que las distribuidoras crecieron un 35%, hoy nuestro departamento tiene mayor cantidad de gente registrada ante el BPS respecto al tiempo anterior a la pandemia. La frontera no puede ser un problema, tiene que ser una oportunidad. La medida de fondo es bajar precios, y para eso hay que bajar los costos de cómo se produce, de los costos del estado, los costos patronales, el IVA, etc. Muchas veces los productos son los mismos, y mientras que enfrente cuesta 50 acá sale 200.

Y nosotros no somos solo producto, somos también turismo y a los precios que hoy tenemos los turistas de la vecina orilla no van a venir, y son miles que si pudieran venir van a dar muchas fuentes de trabajo. ¿Cómo hace un argentino hoy para comprar dólares?Porque con pesos no van a venir.

Comments powered by CComment

LA PRENSA whatsapp
Ranking

Contenido relacionado