La Prensa Hacemos periodismo desde 1888

“Hablar de ganadería es hablar de cómo le va al país”, expresó Pablo Caputi, gerente de Estrategia e Innovación del Instituto Nacional de Carnes (INAC), durante su participación en un medio televisivo capitalino. En ese marco, el experto señaló que Uruguay tiene un crecimiento de casi 5% y que eso “es muy raro” en un mundo que se está enfriando. “El ganadero sabe estas cosas: lo que rápido sube, rápido se va, pero la fortaleza estructural está ahí”, aseguró.

No obstante, aseguró que hay que tener una cuestión clara: “la gente piensa que el riesgo es cuando baja, pero el riesgo es cuando sube, porque se hacen las cuentas pensando en precios que se van a mantener altos y se asumen altos costos; perdemos el respeto a la cifra. No se puede hacer la cuenta pensando en que los 5 dólares van a estar para siempre”, afirmó.

Dependencia de China

Por otro lado, Caputi habló de la dependencia con China. Explicó que “es preocupante” tener una colocación de más de 50% en un solo destino y que, por eso, Uruguay tiene una estrategia de diversificación. Si bien reconoció que la dependencia de China “no es lo ideal”, aseguró que es “un tremendo mercado”, sobre todo, porque se colocan todos los demás productos, como las menudencias, y no solo la carne vacuna.

Región

El gerente de Estrategia e Innovación de INAC explicó que en Brasil la exportación “es un mercado complementario” y que allí lo fundamental es lo interno. Por el contrario, Uruguay vive de la exportación. Por eso, sostuvo que hay que aprender a trabajar con Brasil y ser contracíclicos: “cuando Brasil amenaza con salir por su stock, deberíamos ser contracíclicos e ir en el sentido contrario”. Y agregó: “nuestra inteligencia comercial es saber qué va a hacer Brasil en el próximo semestre. Adelantaros, aunque hay un margen del cual uno no se puede escapar”.

También habló de Argentina y aseguró que Uruguay siempre fue la segunda opción del mundo cuando el vecino país estaba presente. No obstante, eso no sucedió en Asia, porque Uruguay llegó primero y mejor que el resto. Ahí, aseguró, la batalla es con Australia.

TLC

Sobre el TLC con China, Caputi explicó que es complejo y que da tranquilidades de largo plazo. En el corto plazo, aclaró, la dinámica no va a cambiar, porque más carne “no le podemos vender”. Además, la rebaja de aranceles no será tal, dado que no tiene un arancel tan alto (de 12%) frente a lo que se maneja en el mundo de la carne. No obstante, valoró que se lograría tener una relación comercial “estable y para siempre”. “Los chinos que son de mirar largo, observan y valoran las señales”, dijo.

Cupos

Caputi recordó que cuando apareció la cuota 481 “muy rápidamente dejamos de hablar de la cuota Hilton”. En ese sentido, explicó, frente a la idea de cambiar las condiciones que propone la Hilton, que es un tema de “extrema complejidad” para una cuestión que es “relativamente pequeña” desde el punto de vista comercial. Se trata de 6.500 toneladas (10 mil toneladas peso canal) frente a las más de 500 mil toneladas que exporta el país.

“Que Uruguay se tranque por 10 mil toneladas de discusión, cuando hay más de 500 mil colocadas, me da sentimiento encontramos… la verdad es que Europa no nos precisa y el comercio se hace entre gente que se necesita. Los asiáticos no me conocen ni me quieren, pero me precisan”, aseguró.

Exportación en pie

Finalmente, el gerente de Estrategia e Innovación de INAC sostuvo que con las 400 mil reses exportadas en pie de hace unos años atrás, quedó demostrado que el negocio es un canal que tiene que quedar abierto, que siempre va a dar un piso para el criador y que es una señal de largo plazo. “Creo que está bien como una alternativa más”, cerró.



Comentarios potenciados por CComment

Ranking

Podría Interesarte