La Prensa Hacemos periodismo desde 1888

Todos sabemos que fumar no es sano, que perjudica seriamente la salud, y no solo la de nuestros pulmones o boca: nuestra columna vertebral también se ve seriamente perjudicada por el consumo de nicotina sobretodo en la zona lumbar provocando dolor crónico.

Los fumadores tienen una desmineralización ósea acelerada, lo cual es un factor de riesgo para padecer osteoporosis, fracturas vertebrales, deformaciones articulares independientemente del estilo de vida y factores genéticos. Debido a la nicotina, se reduce el suministro de oxígeno y nutrientes deteriorando ostensiblemente los discos de la columna y aumentando el riesgo de padecer osteoporosis.

Se debe tener en cuenta que el cigarrillo influye negativamente en la microcirculación de los discos de la columna vertebral y origina cambios degenerativos en su matriz, dada la influencia sobre la circulación periférica.

Por ello, se puede producir limitaciones físicas importantes caracterizadas por atrofias musculares, dolor lumbar que incapacita y sensación de adormecimiento, pesadez y hormigueo de las piernas.

Su efecto en deportistas

El consumo de tabaco disminuye el rendimiento físico, debido a que los glóbulos rojos que transportan el oxígeno a los tejidos, se encuentran intoxicados por el monóxido de carbono que se produce. De esa forma, provoca atrofia de la musculatura, pérdida de la capacidad contráctil con debilidad y pérdida de la función estabilizadora de estos músculos.

Algo parecido ocurre en los tendones y en los ligamentos que pierden su capacidad elástica y estabilizadora con la repercusión que esto tiene en las articulaciones.

Entre los corredores, fanáticos del running, también hay quienes lo son del cigarrillo. Estos, comprobarán que tienen menos oxígeno. Para que nuestro cuerpo pueda rendir en condiciones precisa de oxígeno que circule por la sangre y llegue a los distintos órganos. Uno de los grandes perjudicados por el tabaco serán los pulmones, ya que los productos de desecho que provocan los cigarrillos se quedarán en ellos. Por lo que también afectará al corazón con mayor presión sanguínea y frecuencia cardíaca, por lo que a la hora de realizar un esfuerzo deberá trabajar con más intensidad, provocando un mayor gasto de energía, pese a lo cual tendrá un menor rendimiento.

Las consecuencias del tabaco, también alcanzaran a las horas de descanso: al generar problemas para conciliar el sueño, lo que repercutirá en el rendimiento laboral, deportivo y social. Las personas, necesitan dormir al menos siete horas. para recuperarse de los esfuerzos diarios.

Por lo señalado, el cigarrillo es malo por el hábito, por lo que genera en nuestro cuerpo y sobre todo, porque va minando nuestras capacidades funcionales.

Comentarios potenciados por CComment

Requiem Servicio Funebre
Ranking

Contenido relacionado