La Prensa Hacemos periodismo desde 1888

Un accidente cerebrovascular (ACV) sucede cuando el flujo de sangre a una parte del cerebro se detiene. Algunas veces, se lo denomina "ataque cerebral". Si el flujo sanguíneo se detiene, el cerebro no puede recibir nutrientes y oxígeno. Las células cerebrales pueden morir, lo que causa daño permanente. Un ACV se presenta cuando un vaso sanguíneo en el cerebro se rompe, causando un sangrado dentro de la cabeza. Hay dos tipos de ACV: Isquémico o hemorrágico

ACV Isquémico y hemorrágico

El accidente cerebrovascular isquémico ocurre cuando un vaso sanguíneo que irriga sangre al cerebro se bloquea. La formación de un coágulo en una arteria estrecha. El desprendimiento del cerebro o otra parte del cuerpo, de un coágullo que se traslada al cerebro. Lo que se denomina embolia cerebral o accidente cerebrovascular embólico.­

ACV hemórragico

Ocurre cuando un vaso sanguíneo del cerebro se debilita y se rompe. Esto provoca que la sangre se escape hacia el cerebro.. Efectos  generados por: Aneurisma, Malformación arteriovenosa, Angiopatía cerebral amiloide. Los ACV  también pueden ocurrir cuando alguien está anti coagulado. La presión arterial muy alta puede también generar un ACV hemorrágico.

Presión Arterial Alta

La presión arterial alta es el principal factor de riesgo para los accidentes cerebrovasculares. Otros factores de riesgo importantes son:Frecuencia cardíaca irregular, llamada fibrilación auricular. Diabetes. Antecedentes familiares de la misma enfermedad. Colesterol alto. Afecta mayormente a hombres. El avance de la edad, posterior a los 55 años. Obesidad, Tambien en personas que tienen una enfermedad cardíaca o mala circulación. Malos hábitos de vida: tabaquismo, alcoholismo, consumo de estupefacientres, dietas rica en grasas y vida sedentaria.

En Mujeres: que toman píldoras anticonceptivas, siendo fumadoras, mayores de 35 años.  (Especialmente las que fuman y son mayores de 35 años)­

Los Sintomas

La mayoría de las veces los síntomas se presentan de manera súbita y sin aviso. 

Se puede presentar por un dolor de cabeza, de inicio repentino e intenso. Empeora al acostarse boca arriba. Lo despierta si está dormido. Empeora cuando se cambia de posición o cuando se agacha, hace esfuerzo o tose.

Otros síntomas pueden incluir: Somnolencia y pérdida del conocimiento. Cambios en la audición o en el sentido del gusto Afectación del tacto y la capacidad de sentir dolor, presión o temperaturas diferentes. Confusión o pérdida de memoria. Dificultad para deglutir. Dificultad para leer o escribir­

Mareos. Vértigo.Problemas con la visión.Falta de control de esfínteres.Pérdida del equilibrio o coordinación, o problemas para caminar. Debilidad muscular en la cara, el brazo o la pierna, por lo regular solo en un lado.

Comentarios potenciados por CComment

Requiem Servicio Funebre
Ranking

Podría Interesarte