La Prensa Hacemos periodismo desde 1888

La industria alimentaria invierte dinero para conseguir que sintamos el deseo de consumir ciertos productos, casi a cada momento. Gran parte de los alimentos que consumimos son una explosión de almidones, azúcares, grasas, sal con aditivos alimentarios que nos generan no solo sensación de placer al consumirlos sino que nos dejan con ganas de más.

Alimentos con potencial adictivo y la mala alimentación

La mala alimentación y el ansia por comer ciertos productos puede generar un círculo vicioso nada bueno, pero son inmensamente apetecibles.

Muchas personas experimentan una incapacidad para controlar el consumo de ciertas comidas apetecibles (las calóricas y muy procesadas). Son productos con potencial adictivo que les generan hambre de forma continuada.

Esta sensación de hambre no es fisiológica, es resultado de los mecanismos cerebrales que orquestan los procesos de adicción. Algo así puede encaminarnos hacia situaciones tan límite como los atracones (comer aun estando lleno solo por el ansia, consumir productos a escondidas, comer grandes de comida en un tiempo determinado, etc.).

Es importante que consumamos alimentos naturales en la medida de lo posible. Son saciantes y carecen de los aditivos que impulsan a que sintamos ganas de comerlos de manera regular.

Para poder realizar comentarios debes ser un usuario registrado.

Consultorio Radiologico - banner
Requiem Servicio Funebre
LA PRENSA whatsapp
Agencias 9,10,11
Ranking