La Prensa Hacemos periodismo desde 1888

Sucederá algún día, aunque no logre verlo

pero mis simples versos harán de perdurar,

y no sólo escolares, con suerte han de leerlos,

sino muchos mayores los podrán saborear.

Ese es mi orgullo humilde de poeta de pueblo,

de llegar a la gente de limpio corazón,

lograr que otras personas se alegren con mis versos

sobrellevando olvidos, angustia y desazón.

No me creo un profeta, soy sólo un ser humano,

buscando con mis letras poder interpretar

las penas y alegrías que sienten mis hermanos

en la vida terrena que deben afrontar.

No me causa tristeza pensar en el futuro,

yo sé que en esta vida todo tiene un final,

brindo por los que luchan por un presente duro

¡arriba, no se entreguen, que no todo está mal!

 

Por Lyon Isshee

 

 

 

Para poder realizar comentarios debes ser un usuario registrado.

Anglo - Inscripciones abiertas 2
Requiem Servicio Funebre
Agencias 9,10,11
Ranking