La Prensa Hacemos periodismo desde 1888

Los diferentes niveles de miedo se distinguen entre sí por su intensidad. También contrastan entre ellos por la fuente, ya que en todos los grados el peligro que origina el miedo puede ser real o imaginario.

La palabra miedo unifica a una serie de estados emocionales con diferencias importantes entre sí.

Es importante decir que todos los niveles de miedo tienen al menos dos aspectos en común. Uno es el hecho de que se trata de emociones desagradables, asociadas a la ansiedad y a la angustia. El otro aspecto en común es que esa emoción se despierta ante la percepción de la existencia de algún peligro.

Un mismo estímulo peligroso, o aparentemente amenazante, puede desatar diferentes niveles de miedo en las personas. Un incendio, por ejemplo, provoca una respuesta diferente en un bombero, en un espectador promedio y en alguien que vivió una experiencia traumática con el fuego.

1. Temor

El primero de los niveles de miedo es el temor, aunque previo a este puede haber recelo o aprehensión, dos emociones similares que en todo caso no suelen predominar en el estado emocional, pero sí pueden influir en nuestro comportamiento. Lo que caracteriza al temor es que se trata de una forma de miedo en la que prima la sospecha.

2. Miedo

El miedo propiamente dicho es un mecanismo de adaptación y supervivencia que se activa ante la presencia de un peligro. Sin embargo, dicho peligro puede ser real o imaginario. De todos modos, en este caso aparece la sensación de inminencia, es decir, de que esa amenaza está ahí.

3. Horror, uno de los niveles de miedo intenso

El horror es el primero de los niveles de miedo intenso. Pese a esto, esta emoción se relaciona más con la aversión que con el peligro mismo. En términos generales se trata de una respuesta frente a lo horrible o lo espantoso.

4. Terror

El terror es uno de los niveles de miedo más intensos. Tiene lugar cuando el peligro o la amenaza sobrepasan las posibilidades reales de afrontarlo. En este caso, la situación excede la capacidad del cerebro para comprenderlo o abordarlo de forma razonable.

5. Pánico

En el escalón más elevado de los niveles de miedo está el pánico. Este es un miedo extremo que, como en el terror, puede ocasionar parálisis, pero más frecuentemente lleva a acciones descontroladas y caóticas. Su víctima se echa a correr sin medir consecuencias, se mueve de forma desordenada, grita, etc.

El descontrol puede ser extremo, hasta el punto que es capaz de generar pérdida del conocimiento o una acción extremadamente violenta o irracional. Una persona en estado de pánico también puede perder el control o entrar en shock.

Para poder realizar comentarios debes ser un usuario registrado.

Anglo - Inscripciones abiertas 4
Requiem Servicio Funebre
Agencias 9,10,11
Ranking