La Prensa Hacemos periodismo desde 1888

Es importante prestar atención a los talones, ya que por la falta de tratamiento puede llevar a una infección. Si hay síntomas severos como sangrado y dolor, lo mejor es consultar al médico.

Para eliminar los talones agrietados son necesarios varios cuidados. La piel de los pies es delicada y tiende a resecarse como consecuencia de algunos tipos de calzado y su contacto con diversas superficies.

No suelen ser graves, en muchos casos causan dolor, hinchazón, pero ¿Cómo mejorarlos?

Baño de pies con piedra pómez: se emplea la piedra pómez para remover el exceso de piel muerta que conforman las durezas en la piel de los pies. Es conveniente hacerlo suave, después de remojar los pies en agua por varios minutos.

Exfoliante natural con avena: aplicado de forma regular disminuye el exceso de células muertas y ayuda a mantener la piel suave.

Limón y glicerina: aplicar el limón en la piel es desaconsejable ya que puede irritar. Pero combinado con glicerina, agua de rosas y sal gruesa para obtener un producto exfoliante ayudará a reducir los talones secos y agrietados.

Tratamiento nocturno con aceites: los aceites vegetales, como el de coco o almendras tienen la capacidad de ayudar a reparar la barrera cutánea.

Para poder realizar comentarios debes ser un usuario registrado.

Requiem Servicio Funebre
LA PRENSA whatsapp
Ranking

Contenido relacionado