La Prensa Hacemos periodismo desde 1888

Cada 15 de junio se celebra este día, con el objetivo de concienciar y denunciar el maltrato, abuso y sufrimientos a los cuales son sometidos muchos ancianos y ancianas.

¿Qué es la vejez?

La vejez esta referida a la última etapa de vida de las personas denominada tercera edad, que se inicia a partir de los 65 años de edad.

En la etapa de envejecimiento comienzan las transformaciones mentales y físicas progresivas, propias de la edad. Este proceso o última etapa de la vida es irreversible.

Proclama de REDAM Salto

REDAM (Red de Organizaciones de Personas Mayores de Salto) expresa su más sentida preocupación sobre la enorme invisibilidad de que son objeto los temas que atañen a las personas mayores. Nos referimos al problema del abuso y maltrato en la Vejez, asunto que aún hoy, en el siglo XXI presenta escaza atención por parte de los organismos del Estado y gran parte de la población.

Como cada 15 de junio, conmemoramos el día mundial de toma de conciencia contra el abuso y maltrato en la vejez. Este año, invitamos a todos a pensarse en su condición de ser mayor, así como en el trato que les gustaría recibir cuando transiten esa etapa de la vida.

También, convocamos a nuestros pares (personas mayores), a pensarnos y actuar en relación a los espacios que nos damos para valorarnos, cuidarnos y protegernos. El conocer nuestros derechos es una vía accesible para evitar situaciones que nos exponen a vulnerabilidades en los espacios más inesperados de nuestra vida humana.

Recordemos que muchas veces el lugar más preciado, nuestro hogar, puede volverse de un momento a otro un espacio de amenaza, intimidación, desvalorización. Los datos a nivel país son elocuentes, gran parte de la violencia hacia las personas mayores se ejerce en la familia, ámbito tan importante, pero tan vulnerable al mismo tiempo.

En este contexto de pandemia, donde se nos reclama con urgencia que nos cuidemos y quedemos en casa, no debemos olvidar que la gran mayoría ya lo estamos haciendo desde hace mucho tiempo, pero no siempre protegidos, sino muchas veces descuidados, abandonados y maltratados.

Desde este lugar, como red que promueve los derechos de las personas mayores, procuramos pensar en todas las vejeces habidas y por haber. Las hay cuidadas, protegidas y estimuladas, viviendo en forma digna, satisfactoria y con bienestar; pero están las otras vejeces, aquellas que se ocultan, se niegan y se olvidan, las que en casa o en instituciones están atrapadas en situaciones de malos tratos y que quedan acalladas.

Visibilizar y rescatar esas penosas situaciones del ámbito de lo doméstico, de lo privado y transformarlo es una responsabilidad que nos compromete a todos. Aprender a detectar las violencias encubiertas, es un ejercicio que como sociedad debemos realizar si queremos encaminarnos a sociedad para todas las edades.

Garantizar una vida sin ningún tipo de violencia requiere de hacer visible lo invisible. Hacer visible a las Personas Mayores en su diversidad a partir de reconocer sus valiosos aportes al desarrollo de la sociedad en diversos ámbitos. Hacer visibles sus necesidades y realidades marcadas por las relaciones de género y mayores responsabilidades de cuidados.

El maltrato a la vejez es asunto de todos. Cada integrante de la sociedad, de la comunidad puede cambiar la realidad, desde su hogar, su vida diaria, su lugar de estudio o de trabajo asumiendo un papel activo, participativo incentivando conductas favorables hacia las personas mayores.

El derecho de las personas mayores a una vida sin ningún tipo de violencia está consagrado en la ley 19430/2016. El Estado Uruguayo a través de las instituciones que nos representan, debe cumplir la obligación que asumió. Lo exhortamos a que cumpla brindando respuestas ante este grave problema que muchas personas mayores viven. Un Estado ausente, se transforma inmediatamente en una entidad que favorece, contribuye y reproduce las condiciones para que la violencia hacia la vejez, continúe presente y naturalizada.

Finalmente, convocamos a la sociedad toda a encaminarnos hacia una cultura del buen trato, donde reinen las relaciones afectivas, de respeto y fomento de la libertad personal. Una sociedad que respeta a los mayores, es una sociedad que acepta su pasado, sin negar su presente y su futuro.

“Favorecer un trato digno, respetuoso y justo, garantiza vejeces con derechos. Hablemos del tema”

Para poder realizar comentarios debes ser un usuario registrado.

Requiem Servicio Funebre
LA PRENSA whatsapp
Ranking

Contenido relacionado