La Prensa Hacemos periodismo desde 1888

Existe una serie de alimentos que dañan a tu cerebro. Por este motivo, es recomendable reducir su presencia en la pauta habitual. De lo contrario se podrían desarrollar patologías crónicas y complejas a medio plazo que pusiesen en riesgo el estado de tu salud.

Hay que tener en cuenta que la alimentación influye en la mayor parte de las reacciones fisiológicas del organismo. Si esta no es óptima, pueden experimentarse ineficiencias en el buen hacer de los órganos, lo que genera un deterioro progresivo de los mismos.

* Bebidas alcohólicas

El alcohol es una sustancia tóxica independientemente de la dosis consumida. Por este motivo, es importante evitar su ingesta. Dicho tóxico es capaz de incrementar el riesgo de desarrollar demencia durante la edad adulta.

No solo genera problemas en el funcionamiento del cerebro a corto plazo y de modo transitorio, sino que también afecta a la memoria. Incluso provoca un deterioro a nivel cognitivo que se manifiesta con el paso de los años. Además es especialmente preocupante que cada vez se consuma a edades más tempranas.

* Bollería

Los productos de bollería contienen una gran cantidad de ácidos grasos de tipo trans. Estos cuentan con propiedades inflamatorias, lo que provoca problemas en el funcionamiento de todos los órganos del cuerpo humano. Por otra parte, impactan de un modo negativo sobre la microbiota intestinal, afectando a la densidad y a la diversidad de las bacterias que aquí habitan.

Hay que tener en cuenta que el intestino y el cerebro están estrechamente relacionados. Si se experimentan problemas a nivel de microbiota pueden llegar más compuestos tóxicos al encéfalo por una mayor permeabilidad de la membrana intestinal, lo que resulta nocivo para el sistema nervioso.

* Dulces

Los dulces suelen concentrar grandes cantidades de azúcares simples en su interior. Estos compuestos generan alteraciones en los mecanismos inflamatorios del organismo. Incluso pueden llegar a generar cierta dependencia a nivel emocional. Influyen sobre el estado de ánimo y se consideran nocivos a la larga. Al menos, se debe evitar su ingesta en grandes cantidades.

Es fundamental reducir el consumo de dulces durante las primeras etapas de la vida. Sí, ahora es un buen momento para asentar las bases de una buena dieta, priorizando la presencia de los alimentos frescos frente a los procesados industriales. Además, abusar de los azúcares simples puede provocar alteraciones en la función metabólica que afecten al estado de composición corporal.

* Alimentos con edulcorantes artificiales

Los edulcorantes artificiales se desarrollaron como alternativa a los azúcares simples, ya que contaban con la capacidad de endulzar, pero no presentaban un poder energético. Sin embargo, la realidad es que no son tan buenos como podía parecer en un principio.

La mayor parte de estos compuestos afectan a la microbiota intestinal, reduciendo su densidad y su diversidad. De este modo se genera un incremento en la permeabilidad del tubo digestivo que puede condicionar el funcionamiento del cerebro. También del sistema nervioso en general. Por este motivo se recomienda evitar su consumo.

* Edulcorantes artificiales

Es necesario evitar su consumo en grandes cantidades y de forma crónica. No solo son nocivos para el sistema nervioso central, sino que generan problemas en el metabolismo e incluso sobre el sistema cardiovascular.

Ten en cuenta que para conseguir un buen estado de salud es necesario combinar una dieta equilibrada y variada con otros hábitos saludables. Es muy recomendable practicar ejercicio físico de forma regular.

Comments powered by CComment

Requiem Servicio Funebre
LA PRENSA whatsapp
Ranking

Contenido relacionado