La Prensa Hacemos periodismo desde 1888

Nace en verde, crece en rojo y madura en negro, así es el ciclo vital de la mora, una fruta del bosque con baja aportación calórica y su contenido en vitamina C (superior a algunos cítricos) y en provitamina A.

Las moras son una fruta a la que acudir con frecuencia, sobre todo si se sigue una dieta de pérdida de peso, porque su contenido en azúcar es muy bajo. Y por la presencia de las vitaminas C y A contribuyen a nutrir los huesos, los dientes, la piel, la generación de colágeno o la absorción de hierro.

Valor nutricional (por 100 gramos)

- Calorías: 39 kcal

- Grasas totales: 0,2 g

- Colesterol: 0 mg

- Fibra: 6,6 g

- Potasio: 160 mg

- Hidratos de carbono: 5,1 g

- Vitamina C: 15 mg

Contiene propiedades antioxidantes (gracias a la vitamina C y al betacaroteno que contienen), que nos protegen de muchas enfermedades degenerativas y cardiovasculares. Y también su proporción de potasio, un mineral que tiene propiedades diuréticas. Este elemento ayuda a la función de los nervios, a la contracción de los músculos y a que el ritmo cardiaco se mantenga constante. También permite que los nutrientes fluyan a las células y a expulsar sus desechos.

La mora es una fruta rica en fibra, como el resto de bayas silvestres, de forma que facilita el tránsito intestinal.

Comentarios potenciados por CComment

Requiem Servicio Funebre
Ranking

Contenido relacionado