La Prensa Hacemos periodismo desde 1888

Una alternativa sana y recomendable. Se trata de helados caseros que solo llevan tres ingredientes: fruta, una tableta de chocolate negro de más del 80% de cacao y aceite de coco (opcional). Para darle forma tan solo se necesitan cinco minutos y un molde para que tenga la forma de uno de los típicos dulces con palo.

El primer paso es elegir la fruta que se prefiera, batirla, ponerla en moldes y meterla en el congelador un mínimo de cuatro horas.

Después, habría que fundir la tableta de chocolate negro en la vitrocerámica o en el microondas (un minuto). Cuando el chocolate esté fundido se le puede añadir un poco de aceite de coco para darle una mejor textura, pero no es necesario como tal.

Una vez ha pasado el tiempo para que la fruta esté ya congelada, se sacan los helados del molde y se bañan en el chocolate fundido. Al entrar en contacto el chocolate caliente con el helado frío automáticamente se solidifica por el cambio de temperatura.

Comentarios potenciados por CComment

Requiem Servicio Funebre
Ranking

Contenido relacionado