La Prensa Hacemos periodismo desde 1888

Pasos fundamentales para cuidar esta zona tan delicada de tu cuerpo, mientras disfrutarás de un momento de relax.

1- Antes de comenzar, lo ideal es ambientar la atmósfera a tu gusto: un sillón cómodo, aromas que sean de tu agrado, música, velas.

2- Comienza el ritual con una limpieza de uñas: remueve el esmalte, si es que tenías y luego dale forma a cada uña con una lima suave, sin tocar la superficie, solamente sigue la figura de tu borde.

3- Para exfoliar y comenzar con la parte más relajante debes tener agua a temperatura tibia a alta, como más te agrade, en una fuente donde te resulte cómodo sumergir los pies. En ella puedes colocar infusiones, sales aromáticas o una bomba efervescente aromática. Considera que el aroma será relajante, aunque según las necesidades de tu piel podes elegir algún producto formulado que sume aceites revitalizantes.

4- Alrededor de las uñas suelen crecer algunas impurezas, así que puedes usar un palito de naranjo para removerlas.

5- Luego, sella cada acción con aceite de coco o almendras, y da a tus dedos un suave masaje.

6- Los talones deben lucir impecables, así que una vez húmeda tu piel, también introducir brevemente una lima suave al agua para con ella retirar las células muertas de esta zona con mucho cuidado. Puedes usar exfoliantes o mascarillas especiales para pies.

7- Es momento del esmaltado: podes utilizar un separador de dedos. Siempre aplica primero una base transparente, deja secar y complementa con dos de tu color favorito, siempre con la condición de que cada una tenga su tiempo de secado.

Comentarios potenciados por CComment

Soluciones en frio
Requiem Servicio Funebre
Ranking

Contenido relacionado